U$D

DÓLAR
/
MERVAL

Presionado, Macri ofreció un 20% de suba salarial para las FFAA

Dejará sin efecto la paritaria de 8% y sumas fijas que resolvió la semana pasada. Llega cuando el Gobierno busca evitar focos de conflicto y planea otro rol para los militares

El 29 de mayo, Macri prometió mejoras salariales; el 2 de julio dio una magra suma, y ayer comprometió un 20%

El 29 de mayo, Macri prometió mejoras salariales; el 2 de julio dio una magra suma, y ayer comprometió un 20%

El presidente Mauricio Macri anunció un cambio en su política de recomposición salarial para las fuerzas armadas, a las cuales prometió ayer una suba "superior al 20%", con lo cual dejará sin efecto la actualización del 8 puntos anunciada la semana pasada, y que desembocó en un conflicto abierto con el sector castrense, que decidió suspenderle el desfile militar del 9 de julio.

El comandante en jefe de las fuerzas armadas comunicó la decisión ayer, durante un encuentro en la residencia de Olivos con el ministro de Defensa, Oscar Aguad; el jefe del Estado Mayor Conjunto, Bari del Valle Sosa; del Ejército, Claudio Pasqualini; de la Armada, José Luis Villán, y el subjefe de la Fuerza Aérea, Gustavo Testoni.

Según informaron desde el Edificio Libertador, Macri explicó que se realizó un "esfuerzo presupuestario" para recomponer salarios, jerarquizar las escalas y continuar con el blanqueo de haberes prometido y puesto en duda por la medida de la semana pasada.

Con este nuevo anuncio, las fuerzas militares tendrán una reactualización que fue prometida en campaña y reiterada el pasado 29 de mayo, durante la celebración del Día del Ejército. De momento, la recomposición supera en cinco puntos porcentuales a la que recibieron efectivos de Gendarmería, Prefectura Naval, Policía Federal y Policía Aeroportuaria, que dependen del ministerio de Seguridad, de Patricia Bullrich. Pese a ello, las fuerzas federales continúan siendo mejor pagas.

Este "esfuerzo presupuestario" de la Casa Rosada, en momentos en que se escatima todo gasto para bajar el déficit fiscal, reemplaza en los hechos al "esfuerzo patriótico" que Macri le había pedido en una reunión privada, también en Olivos, a Aguad y a Bari Sosa, días antes de publicarse una resolución conjunta que estableció la suba del 8% promedio para los niveles inferiores, y sumas fijas para los escalafones más altos de la carrera. El presidente lo justificó en la grave situación económica, e incluso llegó a decir que los militares son "las fuerzas armadas de un país fundido".

De lo poco que trascendió oficialmente, la nueva oferta para el personal militar incluye un blanqueo del 3% para eliminar progresivamente las sumas fijas que hoy nutren sus haberes, y será en verdad un 15%, en tres tramos al igual que el resto de la administración pública nacional, al que se sumará un porcentual por jerarquización para llegar al mencionado 20%.

El viraje sobre la marcha, en momentos en que el Gobierno pretende no abrir nuevos focos de conflicto, también responde a un plan ulterior, que estipula implicar a las fuerzas armadas en tareas de Seguridad interior, para disponer de efectivos de fuerzas federales que puedan cumplir funciones de policía en conglomerados urbanos. Con el anuncio de la semana pasada, las cúpulas de cada arma hicieron saber que no aceptarían tal disposición.

El anuncio aquieta las aguas de cara a la cena de camaradería con las fuerzas armadas, que ocurre tradicionalmente en julio, y donde el Presidente podría aprovechar para dar más señales sobre las fuerzas.

También ayer, el personal civil del Ministerio de Defensa se manifestó en la sede del Instituto de la Obra Social de las Fuerzas Armadas (Iosfa), pidiendo una equiparación salarial que ponga sus ingresos por encima de la línea de la pobreza establecida por el Indec.