Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Presión oficial para diluir el paro dispuesto por la CGT

Presión oficial para diluir el paro dispuesto por la CGT

Como parte de la estrategia oficial de acercamiento a algunos sectores de la dirigencia sindical para neutralizar el impacto de la CGT del 6 de abril, los ministros de Trabajo y de Transporte, Jorge Triaca y Guillermo Dietrich, se reunieron ayer con la conducción de la UTA, encabezada por Roberto Fernández.

Durante el encuentro, que tuvo lugar en la cartera laboral a la par que trascendió la firma del acuerdo salarial en Comercio que estableció una suba de 20%, los funcionarios y Fernández convinieron iniciar la próxima semana la paritaria sectorial, en la que el Estado es un actor clave ya que financia con subsidios parte el aumento salarial a los choferes de colectivos.

"Se estableció el 27 de marzo como fecha tentativa" para que las partes inicien el diálogo de cara a la paritaria de este año, dijeron fuentes del Ministerio de Trabajo. Y comentaron que en el encuentro también se abordaron los lineamientos del Plan Nacional de Infraestructura que, en la opinión oficial, "impactará positivamente en el sector".

El acercamiento del Gobierno a la UTA no es casual, ya que se trata de un gremio clave para garantizar la contundencia del paro que la CGT se propone concretar en dos semanas. Por eso ayer en la central obrera cuestionaron los movimientos oficiales pero advirtieron que la adhesión de los choferes y de todos los gremios del transporte a la huelga está garantizada y quedará ratificada la semana próxima durante un plenario de la CATT, la confederación que reúne a todos los sindicatos del sector.