Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Presión del oficialismo sobre Aranguren para que venda sus acciones de Shell

Tras la recomendación de la Oficina Anticorrupción para que que se desprenda de títulos por $ 16 milllones, Laura Alonso dijo que es para que "la sociedad confíe"

Presión del oficialismo sobre Aranguren para que venda sus acciones de Shell

El viernes pasado el ministro de Energía, Juan José Aranguren, fue notificado de la "recomendación" de la Oficina Anticorrupción (OA) para que "se desprenda de su participación societaria" en la compañía Royal Dutch Shell Plc. Fue el final de un proceso iniciado el 16 de marzo con una denuncia ante el organismo que comanda Laura Alonso por supuesto conflicto de intereses del funcionario al mantener $ 16 millones, según su última declaración jurada, de su ex empleador. Su patrimonio asciende a poco más de $ 86 millones.

"La OA resolvió recomendar al ministro que se desprenda de su participación societaria en la empresa Royal Dutch Shell Plc o que adopte alguna medida patrimonial (tal como la constitución de un fideicomiso ciego de administración y disposición)", se informó ayer a través de un comunicado, luego de que La Nación y Clarín hubieran accedido al anticipo en forma exclusiva.

"Sin comentarios", se limitaron a responder ayer a este diario cerca de Aranguren, ante la decisión que tomará el ministro con esos papeles, que según ha explicado se corresponden a la indemnización al dejar Shell al pasar al ámbito público, a un cargo en el que debe tomar medidas que involucren a la empresa de la que tiene un paquete accionario. Desde su ministerio insisten que el funcionario se desentiende de las discusiones que involucran a Shell.

Las explicaciones del ministro (el 4 de agosto presentó su descargo) no convencieron a la OA, que basó en su dictamen su recomendación en el "deber de prudencia", previsto en el artículo 9 del Código de Ética de la Función Pública, que dice: "El ejercicio de la función pública debe inspirar confianza en la comunidad".

En esa línea, opinó Alonso ayer: "Creemos que es lo mejor para aumentar la confianza en su función, para que la sociedad confíe en el ministro, para que no haya dudas del ejercicio ético que está realizando en su tarea", afirmó en FM Latina. En tanto, el presidente provisional del Senado, Federico Pinedo, fue categórico: "Si (la OA) le dijo ‘tenés que vender todas tus acciones’, (Aranguren) tendrá dos caminos: hacerle caso o dejar de actuar", argumentó, antes de calificarlo de "sumamente honesto" y minimizó los $ 16 millones como "una cucharita de té en el mar".

Resuelto el caso Aranguren, la OA mantiene en trámite otras investigaciones por posibles incompatibilidades, entre ellas las de Miguel Braun (Secretario de Comercio), Alejandro Cacetta (director del Incaa) y Alberto Abad (titular de AFIP).