U$D

DÓLAR
/
MERVAL

Presentan la reforma judicial bonaerense, con más control a magistrados

Modifica los procesos de jury a jueces y será obligatoria la escuela judicial. Se apunta a darle más apoyo a las víctimas con el Código Procesal Penal, que se alinea con el nacional

Vidal y el ministro Ferrari anuncian los cambios que impulsa el Ejecutivo

Vidal y el ministro Ferrari anuncian los cambios que impulsa el Ejecutivo

En línea con los anuncios lanzados desde el ejecutivo nacional, la provincia de Buenos Aires lleva adelante por estas horas su propia reforma de la Justicia, que presentará hoy a partir de las 10 en la casa de Gobierno, en La Plata. La gobernadora María Eugenia Vidal y el ministro de Justicia Gustavo Ferrari serán quienes realicen el lanzamiento del proyecto enviado a la Legislatura, que tiene como principales propósitos modificar el procesamiento de enjuiciamiento de los jueces y crear un mapa judicial que permita tener mayor información acerca de qué juzgados se necesitan cubrir o qué fueros se deben modificar.

En la gobernación bonaerense plantean la necesidad de agilizar los procesos judiciales. Citan como ejemplo que un mismo departamento judicial se encontró un juzgado con 70 causas al año y otro con más de 2800 expedientes en el mismo período. También, destacaron, existen grandes diferencias en las duraciones promedio de las causas: en algunas ocasiones una adopción puede durar un promedio de 433 días, y en otras 157. Un proceso laboral, 1126 días en un caso y 428 en otro.

Uno de los puntos centrales de la reforma tiene que ver con la Ley de enjuiciamiento de magistrados. En el texto que se envió a la Legislatura bonaerense, el ejecutivo provincial sostuvo que "quienes no cumplen debida y honradamente sus funciones, no pueden mantenerse indefinidamente en sus cargos". Puntualmente, se buscan acortar los plazos del juicio, apartar rápidamente a quienes no estén cumpliendo correctamente sus funciones, y también evitar que los procesos sean utilizados como una herramienta de presión política a los jueces y fiscales.

También otro apartado apunta a reformar el proceso de selección y capacitación de magistrados. Y se sostiene que, en la actualidad, todas las personas que aprueban el examen para ser magistrados están en igualdad de condiciones para ocupar un cargo, sin importar la nota que obtuvieron. En Buenos Aires hay, en total, 180 juzgados vacantes, el 13,84% del total. En pos de cubrir esos puestos, el Consejo de la Magistratura provincial promovió la filmación de los exámenes.

El proyecto contempla que todos los que quieran ser jueces o fiscales tengan que asistir a la Escuela Judicial, la cual será obligatoria y verá modificado su contenido. Hasta ahora, la escuela judicial no es obligatoria.

Otra iniciativa que va alineada al proyecto nacional sobre el tema, que se enmarca en el programa Justicia 2020, tiene que ver con la implementación de un nuevo código procesal penal provincial, que, proyectan en La Plata, haga especial hincapié desde las investigaciones en darle una mayor participación a las víctimas.