Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Preocupado, Macri cambió la modernidad por un discurso clásico de autodefensa

Imagen de FERNANDO GONZALEZ

por  FERNANDO GONZALEZ

Director Periodístico

4

La aparición de Mauricio Macri ayer en la Casa Rosada se convirtió en un antes y un después. El antes era aquella concepción en la que sólo importaban la comunicación directa y las redes sociales. El antes era lo que el asesor Jaime Durán Barba definía el último domingo en el diario Perfil.  "Hasta el siglo pasado la comunicación fue vertical, iba del líder que conducía a la multitud que obedecía. El candidato pronunciaba discursos, los diarios los publicaban, las radios los leían y la gente conversaba sobre ellos. Los votos no se consiguen pronunciando textos pulidos, sino comunicando cosas interesantes que se puedan viralizar en la red". Esa concepción es la que privilegió al Perro Balcarce, la postal familiar y los abrazos con ciudadanos comunes. Pero la tormenta de los Papeles de Panamá fue demasiado y la modernidad facebookiana debió darle paso a la ambulancia tradicional.

El primer error político de Macri fue no anticipar lo que hizo finalmente ayer y a destiempo. Después de la difusión de los Papers que hundieron al islandés David Gunlauggson y complican a Vladimir Putin y David Cameron, el Presidente debió presentarse el mismo lunes para ponerse a disposición de la Justicia. Eso hubiera evitado que las webs de la Argentina titularan sus portadas diciendo que la Justicia lo había imputado por supuesto ocultamiento de pruebas. Por eso, y después de leer varias encuestas que lo muestran bajando su imagen positiva entre 10 y 20 puntos, Macri salió a protagonizar el contrataque con un discurso clásico de autodefensa.

La exposición fue breve y convincente. Atinadamente, no recurrió ni a la cadena nacional ni a las teorías conspirativas que tanto agrietaron la imagen pública de Cristina Kirchner. La declaración de certeza, el ponerse a disposición de cualquier otro juez y el acelerar el fideicomiso ciego para sus bienes son decisiones tardías pero que van en el camino correcto. El futuro de Macri es incierto pero lo será mucho más si no toma el toro de los Papeles de Panamá por las astas. Si no hay en esa cloaca financiera global más datos que los conocidos, el Presidente irá controlando la situación sin mayores problemas. Claro que si aparecen nuevas empresas, acciones o dinero difíciles de justificar, la oposición podrá cumplir su obsesión de equiparar a Cambiemos con la ola negra de corrupción que ya tiene en prisión a dos kirchneristas y promete muchos más estragos.

Más notas de tu interés

Comentarios4
Alfredo Federico
Alfredo Federico 09/04/2016 04:24:44

es necesario tambien decir que hubo periodistas del 13. lograron retrasar la info 6 meses para que gane y ahora tuvo su premio

Alfredo Federico
Alfredo Federico 09/04/2016 04:22:15

El priodista dice no recurrio a teorias conspirativas, pero que poder puede conspirar si la tiene todo a favor, solo salto por la prensa internacional que se preocupo por putin y aparecio el daño colateral

Alfredo Federico
Alfredo Federico 09/04/2016 04:18:25

ya no hay vueltas. es corrupto y perjudicó y perjudica al pais, un presidente no puede volver de eso mas que esto lo conocimos no por investigacion local

Marta Venier
Marta Venier 08/04/2016 09:08:51

por qué no procedió inmediatamente. Lo voté....esas son cosas de papito