U$D

Dólar Banco Nación
/
Merval

Precios Cuidados: aumentos van del 5% al 8% y prometen revisión

De una canasta de 550 productos, varios se cayeron pero se sumaron ítems de marcas propias de mayoristas y grandes cadenas. Repactarían precios en noviembre

Dese hoy, los productos del plan estarán en los supermercados

Dese hoy, los productos del plan estarán en los supermercados

Ante un escenario de aceleración inflacionaria producto de la disparada del dólar, el Gobierno renovó los precios cuidados, según comunicó, con un promedio de aumento del 3,1% de los productos que se mantuvieron. Sin embargo, según se desprende de un detallado análisis comparativo realizado por El Cronista sobre una lista de los productos más representativos, la media de las subas ronda el 5% y hay algunos casos en los que los incrementos superan el 10%. Además, el Gobierno le prometió a las empresas revisar los precios en los casos en los que el contexto lo amerite antes del vencimiento del programa, previsto para fin de año, confirmaron fuentes de varias compañías.

El Ministerio de Producción anunció la renovación del plan el jueves por la noche, con más de 550 productos, entre los que se destacan muchos de los que ya estaban pero también otros de marcas propias de las cadenas de supermercados (Carrefour y Día) y de los mayoristas Makro y Yaguar. El número anterior, sin estos ítems, ascendía a 527. De los productos que ofrecen los proveedores, muchos se mantuvieron, pero otros fueron cambiados por otras marcas y/o envases, por lo que se dificulta la comparación.

Del análisis realizado por este diario, se desprende que el aceite subió 7,5%, los lácteos oscilaron entre 6 y 8%, al igual que las bebidas; los panificados entre 5 y 7%; las lámparas Led 11,5% y los productos para bebés hasta 30%. El Gobierno había anticipado que en esta renovación, y considerando lo sucedido con el tipo de cambio, el foco de atención estaría en los productos de la canasta básica, los que en su mayoría subieron entre 4 y 5%. A modo de ejemplo, el arroz largo fino Molinos de 500 gramos pasó de $ 10,39 a $ 10,91, lo que implica un alza del 5%. Lo mismo sucedió con el pan lactal, marca Bimbo, que subió -el paquete de 560 gramos- de $ 64 a $ 67,2.

También integran el grupo de productos con suba de 5% la polenta Mágica Quaker por 500 gramos, que ahora costará $ 24,15; la Yerba Mate Junior Rosamonte, cuyo precio subió de $ 65,52 a $ 68,8; el litro de leche entera en sachet La Armonía, que pasará de $ 18,81 a $ 19,75; el paquete de 110 gramos de las galletitas de agua mediatarde de Arcor ($ 9,94) y el paquete de cuatro unidades de medallones de carne La Blanca, que ahora pasará a valer $ 41,99, entre otros. De los productos analizados, no tuvieron incremento la lata de 300 gramos de choclo amarillo Canale ($ 15,50); el postre Serenito crash pack de 200 gramos de vainilla ($ 36); el té mezcla de hierbas La Morenita ($ 19,99), y el porrón retornable de Quilmes de 340 cc, que seguirá costando $ 15.

Por sobre ese porcentaje se ubican muchos productos. En el caso de los fideos, que tuvieron una fuerte influencia del dólar por ser derivado de la harina y el trigo, sólo los mostacholes y tallarines Manera de 500 gramos se mantuvieron, con un alza del 4%, pero otros cambiaron de marca y al comparar productos similares dan como resultado alzas de hasta 40%. Como ejemplo, Molino Cañuelas tenía hasta ahora los fideos secos codito San Agustín de 500 gramos a $ 10,59, y esta vez sumó los fideos secos nido de 500 gramos a un valor de $ 14,99, con lo que la diferencia es del 41,5%.

A su vez, el papel higiénico subió hasta 12,5%, las lámparas Led, hasta 11,5% y el agua saborizada H20, 14,2%. Los consumidores con niños pequeños tendrán un mayor impacto en su bolsillo, ya que los pañales fueron otros de los productos que más subieron (más de 12%) y el óleo calcáreo, 29%. Los productos de limpieza también sufrieron fuerte. El gel con lavandina CIF de 500 ml pasó de costar $ 43,78 a $ 48,15 (10%).

La Secretaría de Comercio logró renovar el programa con subas promedio del 3,1% -realizado sólo de los que se mantuvieron- después de duras negociaciones con los proveedores, que ante la incertidumbre se resistían a fijar sus precios por cuatro meses. De todas formas, contra el compromiso de un total abastecimiento por parte de las firmas, las autoridades les prometieron revisar el plan en dos meses.