Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Prat-Gay volvió a Olivos pero aún sigue vacante la embajada en EE.UU.

Almorzó con Peña y, si bien no se oficializó, el jefe de Gabinete le ofreció el cargo. Por motivos personales, decidiría rechazarlo, aunque podría ser candidato a diputado

Prat-Gay volvió a Olivos pero aún sigue vacante la embajada en EE.UU.

La sucesión de Martín Lousteau en la Embajada de Estados Unidos es un tema que en el Gobierno vienen decidiendo en voz baja desde hace un mes, cuando se confirmó la salida del ex ministro de Economía y actual adversario político del PRO en la Ciudad de Buenos Aires. Hasta ayer, cuando el jefe de Gabinete Marcos Peña hizo público a través de Twitter un almuerzo que mantuvo con el ex ministro de Hacienda Alfonso Prat-Gay. Si bien ninguna de las partes lo confirmó, Peña le habría ofrecido en el encuentro el cargo a Prat-Gay, que lo habría rechazado argumentando motivos personales.

Desde Casa Rosada buscaron bajarle el tono a la reunión que tuvieron en Olivos. "Alfonso sigue perteneciendo a Cambiemos. Hablaron de temas generales porque hace bastante que no se veían, pero no hubo ofrecimiento formal para la Embajada", esgrimieron. El diálogo, como publicó Peña en su cuenta de Twitter, giró en torno a "la política, economía y a la coyuntura internacional, sobre todo de la relación con Estados Unidos", aunque también se charló sobre las elecciones de medio término, en las que Prat-Gay podría jugar como candidato por la Ciudad de Buenos Aires.

Prat-Gay fue ministro de Hacienda y Finanzas hasta el 26 de diciembre del año pasado, cuando dejó su cargo y, posteriormente, se dividió el ministerio en dos: Hacienda, a cargo de Nicolás Dujovne, y Finanzas, que encabeza Luis Caputo. "Los dos meses después de la salida de Alfonso fueron tremendos, cargados de malas noticias", le dijo a El Cronista una fuente de Balcarce 50 hace dos semanas, aludiendo a los conflictos que caldearon el verano político macrista: el caso Correo Argentino, el expediente por la venta de Mac Air a Avianca, el descontento social que motivó múltiples piquetes, el aumento de la expectativa de inflación y la crisis por la paritaria docente.
El acercamiento de estas horas de parte del Gobierno al ex ministro, podría responder a la necesidad de volver a contar, desde otro lugar, con un ministro al que puertas adentro le reconocen éxitos de la gestión como la salida del default, la puesta en marcha del blanqueo fiscal y el levantamiento del cepo cambiario. La crítica oficial que motivó su despido como ministro fue que "no jugaba en grupo".

Desde el entorno del economista, destacaron la "buena sintonía" entre Peña y Prat-Gay y coincidieron con la Rosada en definir el almuerzo como propicio para un reencuentro "después de cinco meses". Y en Gobierno insistieron con que el encuentro fue "para ratificar un gesto de pertenencia" con quien sigue siendo miembro de Cambiemos.

No obstante, la situación personal de Prat-Gay habría motivado su duda ante el ofrecimiento de la Rosada. El ex ministro está separado, pero tiene hijos en edad escolar y, en pareja, priorizaría quedarse en el país. Por ese motivo, relataron fuentes oficiales, también había desestimado a finales del año pasado asumir como embajador argentino en Bélgica. Así, crecen las posibilidades de que Prat-Gay pueda ser parte de la lista de candidatos a diputados por Cambiemos en la Ciudad de Buenos Aires.