Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Prat-Gay encontró buen clima en el Congreso para aprobar el Presupuesto en octubre

Se reunió con Abal Medina, Caserio; Marco Lavagna y Diego Bossio. También con propios como Massot, Laspina y Cobos. Las provincias podrían tomar deuda para infraestructura

Laspina y Massot, dos de las 'espadas' de Cambiemos en Diputados

Laspina y Massot, dos de las 'espadas' de Cambiemos en Diputados

Con buen clima y promesas de seguir avanzando pasó la primera reunión entre el ministro de Hacienda, Alfonso Prat-Gay, y diputados y senadores oficialistas y opositores vinculados a la aprobación del Presupuesto 2017. Los representantes del peronismo que participaron del encuentro expusieron las preocupaciones de los gobernadores y salieron del Palacio de Hacienda con la sensación de que el trámite del proyecto de ley no presentará mayores inconvenientes. Un punto clave para ello fue la predisposición que mostró el ministro a avalar que las provincias puedan salir a colocar deuda.

Al abrir la reunión, lunch mediante, Prat-Gay les confirmó a los legisladores las estimaciones centrales del Presupuesto que ya se conocen: crecimiento de 3,5 puntos, inflación alrededor del 17%, dólar a $ 17,93 y una pauta salarial para el sector público de alrededor del 18%. Hablaron además de la reforma del Impuesto a las Ganancias que el Ejecutivo enviará al Congreso y de la reducción gradual de las facultades de reasignación presupuestaria de las que goza la Jefatura de Gabinete, conocidas como superpoderes.

"Se ve una propuesta lógica que va a andar si son abiertos a los reclamos de las provincias‘, definió al término del encuentro un encumbrado senador peronista consultado por El Cronista.

Quienes participaron de la reunión con Prat-Gay, que duró aproximadamente dos horas, fueron los senadores Juan Manuel Abal Medina (PJ-Frente para la Victoria) y Carlos Caserio (del delasotista Unión por Córdoba); y los diputados Marco Lavagna (Frente Renovador) y Diego Bossio (Bloque Justicialista); además de los senadores oficialistas Ángel Rozas y Julio Cobos, y los diputados macristas Nicolás Massot, Mario Negri, Luciano Laspina y Luis Pastori, junto al presidente de la Cámara baja, Emilio Monzó, y al presidente provisional del Senado, Federico Pinedo.
El único sector político con representación fuerte en las comisiones de Presupuesto en ambas Cámaras que no fue invitado a participar de las discusiones fue el kirchnerismo.

Otro de los representantes del peronismo calificó como "muy buena" la reunión y, aunque los reclamos de las provincias no se analizaron en profundidad, destacó que el ministro dejó en claro que el gobierno nacional tiene "voluntad de aceptar y acompañar los procesos de endeudamiento" de los distritos "dentro de determinados parámetros".

"Es un tema que no lo tienen resuelto –abundó la misma fuente. Quedó la sensación de que van a prorrogar la situación actual hasta que puedan discutirlo más profundamente con los gobernadores", señaló respecto de los reclamos de algunas provincias por la Ley de Responsabilidad Fiscal. "Él dijo que la voluntad del gobierno nacional es aceptar los procesos de endeudamiento dentro de determinados parámetros, aunque no explicó cuáles serían esos parámetros. Pero sí, tienen voluntad de permitirlo", explicó el peronista.

Tras el encuentro de Prat Gay con referentes económicos de las provincias en el marco del Consejo Federal de Responsabilidad Fiscal, el Gobierno había dejado trascender que no avalará la emisión de deuda para gastos corrientes; sino que pretende que las provincias salgan al mercado para financiar inversiones en infraestructura y obras públicas.

En cuanto al otro gran reclamo de los gobernadores, la necesidad de que haya un reparto equitativo de la obra pública, la conversación ni siquiera comenzó. "No discutimos la letra chica del Presupuesto, pero quedó un compromiso para trabajar conjuntamente. Hay un compromiso de buena voluntad", definió uno de los participantes. El Gobierno apunta a tener el Presupuesto 2017 convertido en ley antes de que termine octubre. Tras la reunión de hoy, no parece que fuera a tener inconvenientes en lograrlo.

Incluso el jefe del bloque de diputados del PJ-Frente para la Victoria, Héctor Recalde, se mostró dispuesto a votar la iniciativa. "Todavía no sé porque a esas reuniones no somos invitados, pero no nos sentimos heridos: somos la grasa militante. De todas maneras tenemos un equipo de expertos en economía que tienen la forma de tener información previa y lo estamos estudiando", aseguró en declaraciones a la radio FutuRock.

Además, el diputado enfatizó que su bancada no sería capaz de dejar sin presupuesto al Gobierno. "Vamos a votar el presupuesto con todas las observaciones que tengamos que hacer, pero no vamos a dejar al Gobierno sin presupuesto porque esto sí es poner palos en la rueda. Como nos hicieron ellos a nosotros cuando en la oposición armaron el Grupo A, que lo integraron muchos funcionarios de este Gobierno", cuestionó.