Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Prat-Gay: "En la segunda mitad del año, el salario le va a ganar a la inflación"

Prat-Gay disertó en un congreso en el marco de la 130 exposición rural. Dijo que el año que viene la inflación va a ser de 17% anual. "El campo es el motor de la economía", afirmó

Prat-Gay:

El ministro de Hacienda, Alfonso Prat-Gay, aseguró ayer que "en la segunda mitad del año, el salario le va a ganar claramente a la inflación", y reiteró, como en otras oportunidades, que para 2017 la variación en los precios será del orden de 17%. "Nuestro compromiso es bajar la inflación de a poco, y la vamos a bajar a un dígito para el 2019", puntualizó el ministro a la prensa, al concluir su disertación en el 5to. Congreso Internacional de Agronegocios, que se realiza en el predio ferial de la Sociedad Rural Argentina, en Palermo.

En ese contexto, sostuvo que en la economía argentina ya hay signos de recuperación en la cual el campo "es el motor del país". Sin embargo, según números oficiales difundidos por el Indec, en el primer trimestre la actividad en el sector cayó un 5,1% en comparación con igual período del año pasado. En ese mismo período, la creación neta empleo registrado en la agricultura, ganadería, caza y silvicultura disminuyó un 4,7%, con una destrucción de casi 16.500 puestos de trabajo, también en base a datos divulgados por el organismo de estadísticas.

Ante el presidente de la SRA, Luis Etchevehere y de su colega, el ministro de Ciencia y Tecnología, Lino Barañao, Prat-Gay analizó la coyuntura económica y dijo que "todas las medidas que se tomaron en los primeros meses ordenaron el desorden anterior", y añadió que "se establecieron reglas de juego que no cambian y un régimen de precios relativos que favorece a la producción".

Todo esto "más allá de algunos efectos colaterales que hubiéramos querido evitar como sucedió con las tarifas, pero que eran inevitables porque si no las hacíamos nos quedábamos sin energía", defendió el funcionario.

Prat-Gay destacó que los analistas privados aseguran que para el fin de año la variación de precios estará en el orden del 1,5% mensual. A su criterio, esa cifra "permite entrar al año que viene en el margen de la meta" de 17% establecida. "Sería más sencillo si pudiéramos bajar la inflación más rápido, pero no es posible por los desórdenes que recibimos", justificó el ministro. En ese sentido, dijo que se optó no por "un ajuste sino un gradualismo que permite llegar a las metas, quizás con un poco más de demora, pero con mucha más consistencia económica, política y social".

El jefe de Hacienda trazó un panorama en el que destacó que buscan orden económico, inserción internacional, reglas de juego claras que no cambien. "Esto creemos nosotros es el ambiente suficiente y necesario para la inversión no solamente del campo sino de todos los sectores", señaló.

"La inversión es lo que nos va a permitir conseguir empleos dignos y de alta capacidad y por lo tanto de alto poder adquisitivo y que a medida que avance el tiempo puedan ir reemplazando los planes sociales que son un puente para aquellos que después de tantos años de estar fuera del sistema laboral no tienen cómo acceder", expresó.

Prat-Gay sostuvo en varias oportunidades que el sector agroindustrial es el motor del país y que su recuperación es uno de los tres pilares de la economía, junto a la reactivación de la obra pública además del la recuperación del poder adquisitivo del salario.

Destacó que Mauricio Macri prometió que este es un gobierno que va a ser recordado como el que puso el foco en la obra pública de calidad y de conectividad. En ese sentido, dijo que "con una inversión de al menos u$s 12.500 millones, se construirán 12.800 kilómetros nuevos de autopista y 4000 kilómetros de rutas seguras, y se repavimentarán 11.000 kilómetros" de carreteras.

El ministro pidió a los productores que asuman "el compromiso de trasladar ese riesgo a una mayor producción, que se traduzca en empleo, y en un mayor pago de impuestos que se traslade a la inclusión social".