Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Por unanimidad, el Senado convirtió en ley la restricción del 2x1 para los represores

Fue en un trámite exprés, tras la media sanción de Diputados. Los legisladores de todos los bloques cuestionaron con dureza el fallo de la Corte en el caso Muiña

Por unanimidad, el Senado convirtió en ley la restricción del 2x1 para los represores

Por unanimidad y en un trámite expeditivo que constituyó una señal política fuerte, el Senado convirtió en ley ayer la restricción de la aplicación del beneficio del dos por uno a los represores de la última dictadura militar que Diputados había aprobado horas antes. La decisión del Congreso terminó así de plasmarse en la previa de la multitudinaria marcha a la Plaza de Mayo para repudiar el fallo de la Corte Suprema que hace una semana habilitó la aplicación de ese beneficio para el represor Luis Muiña.

La mayoría de los discursos se centraron en criticar el fallo de la Corte. El oficialista Ernesto Martínez, senador por Córdoba, aseguró que "los jueces supremos no entendieron la historia y su decurso" y les reclamó que "respeten la ley que está en vigencia" en referencia a la Ley 27.156 sancionada en 2015. Esa norma estableció que las condenas en casos de lesa humanidad "no pueden ser objeto de amnistía, indulto o conmutación de pena".

En la misma línea habló el radical Julio Cobos. "Muchos teníamos dudas de si hacía falta una ley, porque estaba muy claro. Fue un fallo inoportuno. Que no se debió realizar", señaló. Además, el mendocino cuestionó que un fallo tan importante no haya salido con unanimidad del máximo tribunal; algo en lo que también se enfocó el jefe del bloque mayoritario, Miguel Pichetto. "¿Por qué no se buscó un criterio de mayorías más intensas?", reclamó.

Pichetto cargó especialmente contra la jueza Elena Highton. "No sabemos por qué ha modificado su postura sobre este tema. Cada uno deberá rendir cuentas ante la historia", advirtió.

Durante el debate, además, algunos senadores dijeron estar arrepentidos de haber votado los pliegos de los jueces supremos Carlos Rosenkrantz y Horacio Rosatti, quienes firmaron el fallo junto a Highton. El cordobés delasotista Carlos Caserio fue uno de ellos. "Me siento responsable y estoy arrepentido de haber votado a estos jueces de la Corte pensando que iban a actuar con sentido común", aseguró. La misionera Sandra Giménez, que también apoyó en su momento los pliegos, se quejó: "Esos jueces no vinieron acá a decir que iban a tirar por la borda una política de Estado".

Cuestionados por sectores de su mismo espacio, muchos senadores del PJ-Frente para la Victoria se sintieron obligados a explicar su apoyo a las designaciones de los jueces supremos. "Era totalmente irracional no votarlos", sostuvo Pichetto, quien enfatizó que varios integrantes de su bloque le hicieron preguntas específicas a Rosenkrantz sobre temas de derechos humanos en la audiencia pública en la que el juez defendió su postulación.

"Hemos votado a conciencia. Le hemos preguntado y hubo respuestas en una línea que entendemos era la correcta. Si la respuesta hubiera sido otra, seguramente que el resultado de la votación también hubiera sido otro", aseguró. A su lado, Juan Manuel Abal Medina asentía con la cabeza. A ellos dos se había referido horas antes el diputado Juan Cabandié, cuando en diálogo con radio Led señaló que la marcha en contra del fallo "también es un mensaje para Abal Medina y Pichetto que votaron la inclusión de estos jueces".

El presidente provisional del Senado, Federico Pinedo, quien originó el debate legislativo días atrás, reclamó que la Justicia aplique ahora esta ley. El jefe del interbloque Cambiemos, Ángel Rozas, completó: "Aspiro a que con esta decisión política ojalá la Corte dicte un fallo rector y final sobre la consagración definitiva de los derechos humanos y que no puede aplicarse ninguna pena menor o beneficio alguno a los que han cometido delitos de lesa humanidad. Me gustaría que sea por unanimidad".