Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Por suba de alimentos, la línea que mide la pobreza creció más que la inflación

Por el aumento de los precios de los alimentos las canastas de indigencia y pobreza subieron 3,05% en marzo, cuando la inflación fue de 2,4% el mismo mes

Por suba de alimentos, la línea que mide la pobreza creció más que la inflación

La suba de los alimentos y los servicios públicos sigue pegando por debajo de la línea de flotación de los sectores más desfavorecidos de la sociedad.

Así queda al descubierto con el último informe de la Canasta Básica Alimentaria y Total, la publicación que realiza el Indec que determina la línea de pobreza e indigencia.

Según el trabajo la Canasta Básica Total (CBT) que marca la línea de pobreza de los hogares argentinos ascendió en marzo a $ 14.090,52, lo que representa un alza de 3,05% respecto de febrero pasado.

Si se toma el período entre enero y marzo de este año el indicador que marca lo que necesita una familia para no ser pobre mostró una una suba del 6%, igualando el costo de vida acumulado en ese mismo período.
En tanto, la Canasta Básica Alimentaria (CBA), que mide los precios de los alimentos de primera necesidad y que marca el umbral para no caer en la indigencia, también tuvo un alza del 3,05% y alcanzó en marzo los 5798,57 pesos.

Con el número, el indicador acumula un incremento de casi 5% durante el primer trimestre del año, un punto por debajo de la inflación acumulada en el mismo período que fue de 6,3 por ciento.

Aunque se miden en tres formatos diferentes, los valores de las canastas son los que toman a un grupo familiar conformado por "hombre de 35 años, mujer de 31, hijo de 6 y una hija de 8 años".

La mayor suba de la canasta respecto de la inflación, que según el informe del Indice de Precios al Consumidor de marzo fue de 2,4%, se debe a que al peso en la CBA de los alimentos y bebidas que el mes pasado subieron más de 3 por ciento.

El pollo mostró un aumento de 10,8% en su precio, el pan francés 5,4%, galletitas dulces 3,1% y la carne, por ejemplo el asado un alza de 5,4% y la paleta de 6 por ciento.

Los lácteos subieron hasta 5,9%, con el yogurt 2,5% arriba, huevos 2,7%, la manteca 3,4% y leche en sachet 1,4% y en polvo 3%. Y las verduras también mostraron subas aún más pronunciadas, como por ejemplo, el tomate redondo que aumento 15,3%, la lechuga más de 10%. Hasta la yerba, que obviamente forma parte de la Canasta Básica Alimentaria, mostró una suba de 1,8% en marzo pasado respecto de febrero.

Caída del empleo

En paralelo, también se conoció que el empleo en el sector privado registró una caída en febrero del 0,4%, respecto de igual mes del año anterior, lo que representa una pérdida de 23.200 puestos de trabajo, según informó el Ministerio de Trabajo.

En total, se verificó una suba de 1,2% respecto de febrero de 2016, casi 143.000 trabajadores más. Pero esto se debió básicamente a un mayor registro de empleados públicos, y de monotributistas y monotributistas sociales, según el parte oficial.

Asimismo, el empleo registrado evidenció en febrero un repunte de 0,1% comparado con enero último, y de 0,2% en la comparación intermensual.