U$D

MARTES 19/03/2019

Por suba de 40%, Moyano desafía con parar el transporte de cargas

En medio de la pulseada que mantiene con el Gobierno, el líder camionero insiste con un aumento y presiona en ramas sensibles como el transporte de combustibles

El líder sindical ya prepara un plan de lucha mientras negocia la paritaria de Camioneros

El líder sindical ya prepara un plan de lucha mientras negocia la paritaria de Camioneros

Hugo Moyano está decidido a ir a fondo para garantizarse un piso de 40% para los salarios de los choferes de camiones. Por eso hoy, cuando se vuelva a reunir con las empresas del transporte de cargas agrupadas en la Fadeeac, pondrá sobre la mesa de negociación una amenaza concreta: profundizar el plan de lucha que ya puso en marcha en el sector con la paralización de las ramas más sensibles de la actividad, como el transporte de combustibles y alimentos.

La advertencia fue deslizada informalmente desde el gremio pese a que las autoridades de la Fadeeac admitieron a este diario que se sentarán con Moyano con una propuesta de recomposición salarial que solo atenderá en parte el planteo de Camioneros. "Seguro estamos lejos de lo que ellos piden, pero la realidad que atraviesa el sector es muy complicada como para afrontar un aumento de 40%", dijeron desde la entidad empresaria. Trascendió que la propuesta contemplaría una mejora extra cercana al 5% que se sumaría al incremento escalonado del 25% que el sector acordó en junio pasado.

Ese escenario está lejos de conformar las aspiraciones del sindicato que, para redoblar la presión en las negociaciones, ya puso en marcha un esquema de asambleas en algunas ramas de la actividad y está decidido a avanzar con las medidas de fuerza en los próximos días si no logra el acuerdo salarial. Un plan de lucha similar que Moyano activó en diciembre pasado derivó en la imposición de una millonaria multa de más de $ 800 millones por parte de las autoridades del entonces Ministerio de Trabajo al sindicato, sanción que en la actualidad fue suspendida por la Justicia.

El conflicto, sin embargo, va más allá de la discusión salarial y está mediado por la escalada en el enfrentamiento que el líder camionero mantiene con la administración de Mauricio Macri, a la que acusa de orquestar una "persecución" en su contra. En esa disputa, y más allá de las acciones de protesta de su propia organización sindical, Moyano presiona por la convocatoria a un nuevo paro general de la CGT para las próximas semanas. Esa posibilidad será analizada esta tarde en el marco de la reunión del consejo directivo de la central obrera, del que Camioneros ya no forma parte, aunque en el encuentro no se definirá la fecha de la protesta, según anticiparon varios referentes cegetistas.

También negocian la UOM y alimentación

Mientras el Gobierno mantiene la postura de liberar la renegociación de los acuerdos salariales cerrados en el primer semestre del año, también la UOM de Antonio Caló y la Federación de trabajadores de la Alimentación retomaron las discusiones para intentar consensuar una recomposición extra que compense el deterioro salarial por la inflación. El sindicato metalúrgico se reunió el último lunes con las seis cámaras empresarias del sector ante las que insistió con el reclamo de una mejora adicional de 15% para redondear una suba de 40%.