Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Por recesión y alta inflación, los ingresos provinciales caen 2,1%

Las cuentas provinciales vienen golpeadas, tras déficit récord en 2015. Se suma que los recursos en lo que va del año caen, en términos reales, un 2,1%

Por recesión y alta inflación, los ingresos provinciales caen 2,1%

Los ingresos de las provincias medidos frente a la inflación cayeron un 2,1% en los primeros siete meses del año en comparación con igual período de 2015, baja que evidencia que la recesión golpea a los recursos con los que cuentan los estados subnacionales. El 2,1% es el promedio, pero en algunas, como en Formosa, la situación es preocupante: los ingresos se desmoronaron un 6,4% con datos a julio, según el relevamiento del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (Iaraf).


Las provincias cuentan, principalmente, con tres fuentes: la recaudación propia, la coparticipación federal de impuestos a nivel nacional y la distribución de lo que surge del Fondo Federal Solidario (conocido como "fondo sojero"). Al tener en cuenta estos tres se llega a que en promedio los recursos registraron una merma real de 2,1% en comparación con 2015. "En gran parte de las jurisdicciones del país la disponibilidad de recursos se ha visto deteriorada medida en términos reales, resultado de una combinación entre caída de actividad, que afecta la recaudación de provincias y los fondos coparticipados, y la inflación prevaleciente en el periodo, que merma el poder adquisitivo de cada peso recaudado", detalla el Iaraf.


De hecho, los recursos propios de las provincias presentaron un deterioro continuo de la recaudación en los primeros siete meses: la baja en términos reales llegó, en el promedio, a un 0,3%. Nuevamente Formosa es la que peor panorama tiene, con una caída de 8,6%. También Entre Ríos y Jujuy registraron disminuciones fuertes, de 4,7% y 3,4%, respectivamente.


En la posición opuesta, Neuquén y Río Negro son las que mayor avance mostraron a lo largo del año, con crecimientos reales de 2,7% y 1,8% si se compara con 2015. Sin embargo, ambas tuvieron incrementos de la presión fiscal: en la primera, hubo una suba de los mínimos imponibles, además de creación de nuevas alícuotas; y, en la segunda, disminuyeron los beneficios de promoción industrial.


El pobre nivel en el crecimiento de los recursos con los que cuentan las provincias empeora la situación fiscal, que ya venía siendo crítica: el año pasado el consolidado de los estados subnacionales cerraron con déficit récord cercano a los $ 42.000 millones, un 0,8% del PBI, según números de Félix Piacentini de la consultora Noanomics.


"El panorama anterior brinda señales de alerta a las provincias de cara el término del año, puesto que ante esta evolución de sus ingresos habituales, surge claramente la necesidad de echar mano a otros recursos para enfrentar sus gastos comprometidos, en la medida en que los mismos mantengan la dinámica creciente de los últimos años", reconoce el Iaraf en el informe de ayer.


En lo que va del año, distintas provincias buscaron fondearse en los mercados internacionales y emitieron deuda por casi u$s 6000 millones. A este monto se estima que Santa Fe coloque alrededor de u$s 500 millones en septiembre.


La búsqueda de financiamiento en mercados internacionales por parte de las provincias puede derivar en un "incremento desmedido de la deuda si no existen reglas claras para su autorización", advirtió Walter Agosto, investigador del Área de Desarrollo Económico del Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (Cippec).


"Resulta claro que la alternativa del endeudamiento está nuevamente vigente, y ha sido utilizada por muchas jurisdicciones en lo que va de 2016. No obstante, resulta de importancia la búsqueda de consenso hacia el desarrollo de instrumentos de política fiscal subnacional contracíclicos, que permitan garantizar un financiamiento estable de políticas fiscales provinciales responsables; y no el condicionamiento financiero a las posteriores administraciones", concluye el documento del Iaraf.