Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Por primera vez, la recesión argentina no es originada por una fuga de capitales

En otras oportunidades, la Argentina entraba en recesión cuando el sector externo dejaba de financiar la brecha fiscal. Situación inédita la actual, de recesión y entrada de capitales

El Ministerio a cargo de Alfonso Prat-Gay asegura que se logrará la meta de reducir el déficit primario al 4,8%

El Ministerio a cargo de Alfonso Prat-Gay asegura que se logrará la meta de reducir el déficit primario al 4,8%

Por primera vez, la Argentina atraviesa una recesión que no es generada por fuga de capitales. El hecho inédito puede ser positivo desde la óptica de que, sin dólares, es más complicado sacar a flote la actividad en el mediano plazo. Sin embargo, aún habrá que transitar un período de algunos meses hasta que la economía salga a flote: recién en el cuarto trimestre de este año no habrá caídas en la actividad, aunque tampoco crecimiento, estiman los analistas.

Según proyecciones de la Orlando J. Ferreres y Asociados, entre octubre y diciembre de este año la economía registrará una contracción leve, de 0,2% en comparación con igual período del año pasado.

Así, las perspectivas para 2017 son un poco más alentadoras. Luego de la "suave recesión económica en 2016", tal como la describen, el año próximo la expansión alcanzará el 3,7%.

"El 2017 es un año en el que se verá claramente esta dinámica de una corrección gradual de los desequilibrios macroeconómicos en conjunto con la obtención de financiamiento y la necesidad de crecer. En especial porque es un año electoral, de gran importancia para el actual Gobierno", describen.
Fue Marina Dal Poggetto quien identificó que la recesión actual no se originó como una crisis desatada por la fuga de capitales.

Se dio, en cambio, por la intención de cambiar los precios relativos y una política monetaria contractiva", señaló. El bajo nivel de endeudamiento argentino, sumado a una economía pos cepo y de fin de default (con el pago a los fondos buitres que no habían ingresado a los canjes de deuda orquestados por el gobierno kirchnerista), sirvieron de base para que se produzca un ingreso de capitales vía colocación de títulos en el mercado. De hecho, la deuda en moneda extranjera creció en seis meses un 11%, cuando pasó de u$s 98.973 millones a u$s 109.841 millones. Las colocaciones más significativas, con datos a junio, se centraron en la deuda emitida para pagar a los holdouts, por u$s 16.500 millones a mediados de abril; los títulos para la recompra del cupón PBI, por u$s 2750 millones; y las Letes en dólares, que a junio llegaron a u$s 4428 millones, según datos del Estudio Broda en base a la Secretaría de Finanzas del Ministerio de Hacienda.

También las provincias pudieron fondearse durante estos meses en el mercado: las colocaciones se acercan a los u$s 6000 millones. La semana pasada fue el turno de Chaco, que colocó u$s 250 millones. Los rendimientos de los bonos argentinos siguen bajando, hecho que ayuda a poder buscar financiamiento por esta vía. Que la recesión no sea originada por una fuga de capitales da margen de maniobra para lograr reactivar la economía. De otra manera, una falta de dólares haría más dificultosa la recuperación. "Prima ahora las correcciones de la política macroeconómica", sostuvo Maximiliano Castillo, de la consultora ACM. Antes, describió, el sector externo dejaba de financiar el déficit fiscal y ahí se originaba la crisis. "Esta situación, pos cepo, se fue limitando ya que no estabas expuesto", identificó. "Para los próximos meses, esperamos que por el menor golpe a los ingresos reales derivado de la desaceleración de la inflación, las medidas de impulso fiscal y una política monetaria menos astringente, el consumo comience a mostrar un mejor desempeño relativo, particularmente en relación a lo observado en el segundo cuarto del año", detalló.

A su vez, para 2017 estiman una expansión moderada, del orden de 2,8%. Enumeró entre las razones el impacto positivo de la menor incertidumbre "derivada de una política macroeconómica más sana y previsible, un contexto internacional similar en ‘lo financiero’, pero mejor en lo real por una recuperación de la economía brasileña, buenas perspectivas climáticas y un blanqueo exitoso (en torno a u$s 40.000 millones), se suman las posibles medidas de impulso monetario y fiscal que puedan implementar la autoridades el año próximo".

Dal Poggetto es más optimista aún: desde el Estudio Bein vaticinan en 2017 que la economía se expandirá un 5%. El escenario estaría comprendido por paritarias que cierren en torno al 27%, un tipo de cambio que se deslice hacia arriba en un 17% (hasta octubre, momento de las elecciones legislativas), una inflación de 23%, recuperación de la obra pública y también del consumo. Similar escenario estiman desde OJF: además de una reactivación del agro y de la obra pública, es muy probable que el salario le gane a la inflación el próximo año, sostienen.

Más notas de tu interés

Comentarios2
demian baus
demian baus 15/08/2016 11:46:51

De donde tal deducción? la crisis de De la Rua totalmente asociada a la suba de impuestos de Machinea a principios de 2001, con un peso devenido de los 90 muy apreciado

Aviva Catz
Aviva Catz 15/08/2016 08:03:06

pensé que este es un diario serio, pero esta nora sobre que los sueldos van a ser superiores a la inflación el año que viene, es una basura total.