Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Por pólipos en las cuerdas vocales Macri vuelve al quirófano y luego va al sur

El viernes 23 el Presidente será sometido a una intervención ambulatoria. Hará reposo y pasará Navidad en Villa La Angostura

El presidente Mauricio Macri se someterá este viernes a la segunda intervención quirúrgica desde que asumió la conducción del Poder Ejecutivo, hace un año atrás, para retirar un pólipo que le provoca disfonía y le impide hablar con facilidad.
El mandatario será sometido a una microcirugía láser para recuperarse de un trastorno en sus cuerdas vocales provocado por el "uso intensivo y/o abusivo de la voz", según informó la Unidad Médica Presidencial.
Cerca del entorno presidencial confiaron a El Cronista que el Presidente será intervenido este viernes y, tras la cirugía, se retirará de la clínica por sus propios medios con la sola indicación de moderar el uso de la voz. El posoperatorio coincidirá con el viaje programado de la familia presidencial a Villa La Angostura donde Macri pasará unos días de descanso, como tiene acostumbrado.
El cuadro de salud no modificó la agenda presidencial: Macri mantuvo ayer una reunión de seguimiento de gestión con el equipo del ministerio de Energía y Minería, y su titular, Juan José Aranguren, y se encontró además con los ministros de Trabajo, Jorge Triaca; de Interior, Rogelio Frigerio; de Producción, Francisco Cabrera, horas antes del acuerdo con la CGT por la modificación del impuesto a las ganancias. La agenda de hoy prevé un brindis de fin de año con los periodistas acreditados en la Casa Rosada.
La molestia que el Presidente percibe en su garganta se debe a una inflamación o protuberancia similar a una ampolla en el aparato fonador. Según explican distintos especialistas, la remoción no conlleva ningún riesgo para el paciente, que luego debería continuar la recuperación con sesiones de foniatría o terapia de voz. En el posoperatorio se le indicará a Macri no gritar ni dar discursos.
La semana pasada, el jefe de Estado había dicho que su falta de voz se debía a los gritos de alegría por el triunfo del equipo argentino en la Copa Davis y por la victoria de Boca Juniors en el superclásico con River Plate. Otros, en cambio, sostuvieron que se debía a algún exabrupto en un juego de cartas con amigos. Sin embargo, esa disfuncionalidad en la voz se observó de un modo crónico, por lo que el mandatario fue sometido a una serie de estudios médicos, que finalmente le diagnosticaron el pólipo que afecta a sus cuerdas vocales.
Macri pasará por segunda vez en el año por un quirófano, tras ser intervenido en junio en la clínica Agote por un esguince en su rodilla derecha, provocado durante un partido de paddle en Olivos. Entonces se le realizó una artroscopía para recuperar la lesión de los meniscos.
También en junio, el jefe de Estado se vio afectado por una arritmia cardíaca que fue atendida en la clínica de Olivos.
En el primer año de mandato, el Presidente atravesó varias revisiones de profesionales de la salud: se realizó estudios de rutina en la fundación Favaloro; después se atendió dos veces en la Clínica Bessone, de Malvinas Argentinas; una vez en el Hospital Juan A. Fernández y en otra otra ocasión regresó a la Favaloro por una fisura de costilla.