U$D

DÓLAR
/
MERVAL

Por las altas tasas, se frenó en mayo el crédito a pymes

Por las altas tasas, se frenó en mayo el crédito a pymes

Las turbulencias cambiarias de comienzos de mayo, con su impacto en la suba del tipo de cambio en torno al 20% y la disparada de las tasas de interés, que el Banco Central llevó al 40% anual, virtualmente paralizaron el crédito para inversiones productivas y el crédito para capital de trabajo para pequeñas y medianas empresas.

Se trata del último capítulo de una saga que se observa desde fin de 2017, cuando el Gobierno discontinuó la línea de crédito a tasa subsidiada para inversión productiva (17% en pesos), utilizada durante los últimos dos años por muchas pymes para invertir en bienes de capital e incorporar tecnología al proceso productivo.

Hoy las pymes no acceden a créditos blandos o tasas subsidiadas y pagan el 40% por descuentos de cheques diferidos en bancos, mientras el dólar a $ 25,50 encareció en pesos los equipos importados y escasea el crédito para capital de trabajo.

Además, con las tasas de Lebac en los niveles actuales, se estiraron los plazos de pago, en especial porque grandes empresas retienen los pagos por semanas, aducen desde el sector pyme.

"El Gobierno cortó casi todas las líneas que tenían algún tipo de subsidio, hablar de subsidios es casi mala palabra en la lucha por el déficit fiscal", señaló Jorge Göttert, presidente de la Cámara Argentina de la Máquina Herramienta y Tecnologías para la Producción (Carmahe).

Las líneas Primer Crédito Pyme y Línea Pymes del Banco de Inversión y Comercio Exterior (BICE) tienen tasas Badlar de bancos privados (27%), más 4,5%, pero con un tope de 24%.

Por su parte, la línea 700 Carlos Pellegrini del Banco Nación, que hace siete meses estaba en 15%, subió primero al 19% y luego a 24%, y hace dos semanas, tras el salto de las tasas de interés del Banco Central, se ubicó en 35% para clientes de la entidad y 39% para no clientes.

"La tasa más que se duplicó en siete meses. Esta línea hoy no la está tomando nadie, porque no se puede hacer una inversión con esta tasa de financiamiento", aseguró Göttert. En ese contexto, los fabricantes de equipos nacionales están pidiendo al Ministerio de Producción, alguna línea específica para bienes de capital con tasa subsidiada, y apuntan a la línea del BICE para el sector de foresto industrial, que tiene una tasa del 13% en pesos a cinco años, con seis meses de gracia.

"Estamos trabajando con el Gobierno (para acceder a una línea subsidiada), por supuesto que no tienen ningún compromiso porque tienen muchas otras prioridades, pero la realidad es que éste es un trabajo conjunto porque las cámaras también tomamos un compromiso", señaló Göttert. En el caso del crédito para el sector forestoindustrial, Producción financia 5% de tasa y los vendedores de máquinas descuentan un 5% en el precio de venta, un modelo que esperan pueda replicarse en otro tipo de equipos.

"Nos perjudica más la falta de crédito que el tipo de cambio", señaló Florencia Vitale, propietaria de Bipress SRL, empresa proveedora de equipos para línea blanca, autopartistas y la industria de iluminación. Vitale estima que para este sector "el crédito es fundamental", y precisó que en los últimos meses el gobierno desactivó las líneas del Fontar y también Fonapyme "con la que habíamos vendido 10 máquinas en 2017".

El financiamiento directo de los fabricantes y el leasing son hoy otras opciones en crecimiento. "Ofrecemos financiamiento directo de fábricas de Estados Unidos y Japón, de las que somos avalistas locales, con un anticipo del 10% y una tasa de 0% en dólares", aseguró Sebastián Papandrea, director de Molinari, quien aclaró que la línea "está funcionando muy bien para medianas y grandes empresas", con montos que van de u$s 150.000 a u$s 250.000, y se otorga en una semana.

En este escenario, los bancos Nación y Supervielle ofrecen leasing (entre 7% y 9% en dólares) para equipos, financiando el 100% del monto y con beneficios impositivos.

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar