LOS ARGENTINOS BUSCAN OPTIMIZAR SU PRESUPUESTO Y APELAN A LAS PROMOCIONES

Por la pérdida de poder adquisitivo, subió el consumo de pastas y cayó el de carnes

El salario cayó 11% en relación a los precios de los cortes vacunos en 2014, lo que determinó una baja de ventas de casi 6%. Además, expertos hablan de un "cambio de paradigma"

La pérdida de poder adquisitivo de los salarios que se produjo en 2014 y que a mediados de 2015 aún no logra ser compensada desencadenó una caída de las ventas en supermercados y modificó los hábitos de los consumidores.
Así, mientras el consumo de pastas por persona aumentó en 2014, el de carne vacuna disminuyó ante la suba de precios. La retracción de los salarios y las ventas de productos de primera necesidad como harinas, conservas y arroz subieron mientras que las de otros artículos considerados más prescindibles como golosinas, galletitas, snacks, fiambres y quesos, congelados y cortes de carne sofisticados bajaron.
En particular, el consumo de pastas aumentó en 2014 a 9,1 kilos por habitante. "Experimentó una notable mejora en 2013 de alrededor del 13%. Ver que esta tendencia se ha sostenido en 2014, y en el primer trimestre 2015, nos permite comenzar a hablar de un nuevo paradigma", explicaron desde la Unión de Industriales Fideeros (UIFRA).
"Es posible que estos incrementos tengan menos que ver con factores estacionales y coyunturales, estando más vinculados a nuevos hábitos de consumo", agregaron.
En esa línea, según cifras de la consultora Kantar Worldpanel, en 2014 el consumo de pastas registró un alza interanual de 3,4% mientras que en el primer trimestre de este año aumentó 1,9%. Por otro lado, las ventas de snacks salados que son vistos como prescindibles por los consumidores cayó 5% en 2014 y también en el primer trimestre de 2015. En tanto, la demanda de arroz que había crecido 1% el año pasado, bajó 3% en el primer trimestre respecto al mismo período de 2014.
Por otro lado, a la par de la caída del poder adquisitivo, y el alza de los precios al mostrador, el consumo de carne vacuna promedio por habitante disminuyó un 5,7% en 2014 respecto a 2013 y resultó un 4,9% inferior al promedio de los últimos 20 años.
"La caída del consumo está en línea con la pérdida del poder de compra del salario verificada durante 2014, que marcó una baja de 11% frente al precio de la carne vacuna", remarcaron desde la Cámara de la Industria y Comercio de Carnes (Ciccra). En tanto, tomando el promedio móvil de los últimos doce meses a mayo de 2015, el consumo per cápita de carne vacuna se ubicó en 59,5 kg por año, lo que marcó una caída de 3,6% contra igual mes de un año atrás.
Además, hubo cambios respecto a cómo se comporta el consumidor. "En estudios del shopper, la palabra promociones en sus diferentes interpretaciones tiñe absolutamente todo, es lo que impulsa a comprar", explicó José Ignacio Amodei, director de Trade Marketing de CCR.
"La gente defiende su poder adquisitivo comprando en mayoristas y recorre buscando precios. En los niveles altos y medios frecuentan por mes hasta cinco comercios diferentes antes de efectuar sus compras", apuntó.
En ese sentido, de acuerdo a un estudio de Kantar Worldpanel, ocho de cada 10 hogares están enfocados en optimizar su presupuesto, "principalmente están más atentos a las promociones, probando e incorporando marcas propias y buscando formatos más convenientes".
"El 80% de los hogares quiere optimizar su presupuesto. Más del 50% está atento a las promociones y el 30% presta atención a precios cuidados", destacó Ariel Martínez de Kantar Worldpanel. "Hubo un cambio de paradigma. Antes el consumidor hacía malabares para no resignar marca o categoría. De la misma manera que esta connotación generaba cierta culpa, hoy definitivamente cambia porque se alardea de racionalizar el presupuesto", concluyó.

Más de Economía y Política