Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Por la moratoria de la AFIP, el Estado regularizó $ 49.700 millones de deudas

El organismo recaudó $ 7267 millones desde agosto pasado, de 225.000 CUIT. Un 76% de lo regularizado proviene de contribuyentes con baja calificación fiscal

AFIP dice que después de marzo saldrá más caro regularizar las deudas

AFIP dice que después de marzo saldrá más caro regularizar las deudas

Cuando se está transitando el último trimestre para inscribirse en la moratoria que es parte del sinceramiento fiscal vigente, AFIP difundió que desde agosto pasado ya se regularizaron $ 49.700 millones de deudas fiscales a través de los planes de pagos. En tanto, el fisco pudo recaudar $ 7267 millones por todo el programa en el mismo período.

Hasta el martes pasado, AFIP registraba 252.700 planes de pagos, que permiten regularizar obligaciones impositivas, aduaneras y de los recursos de la seguridad social, vencidas al 31 de mayo de 2016 inclusive, distribuidos en 225.000 contribuyentes.

Entre ellos, 48.000 medianas y grandes empresas (22% del total) regularizaron deudas por $ 39.000 millones (80% del total). En tanto, 177.000 micro y pequeñas empresas (78%) regularizaron deudas por $ 10.700 millones (20%).

Si bien la regularización de la deuda limpia situaciones de incumplimiento y da de baja juicios (deuda en discusión administrativa, judicial o con denuncia penal), el organismo difundirá al final de la moratoria, el 31 de marzo próximo, qué proporción de la deuda total se incorporó a los planes de pagos.

"Nos parece un número importante con abstracción de cuánto representa respecto del total", dijo Alberto Abad, titular de la AFIP, a un grupo de periodistas.

Ayer difundió que el 67% de los planes se utilizó para regularizar deuda nueva y el 33% restante, para reformular planes de pagos, vigentes o caducos, anteriores (de los cuales la mitad refinancia los planes de hasta 120 cuotas, que se habían puesto en vigencia en noviembre de 2015, a través de la RG 3806).

"El 70% es deuda nueva, eran deudores que no sabíamos si se iban a la banquina o si iban a seguir (como contribuyentes). Tuvieron un pedal financiero", dijo Abad.

Además, son pequeños contribuyentes el 78% de quienes ingresaron al programa.

Para regularizar su situación, los adherentes podían pagar al contado la deuda, con un 15% de descuento. Un 6% de los que ingresaron al programa optaron por esta posibilidad.

En tanto, el 94% restante optó por los planes en cuotas, que se cobran por débito automático. Se puede pagar el 5% a cuenta y el saldo en 60 cuotas a una tasa 1,5% mensual; las pymes, 10% a cuenta y 90 cuotas mensuales (tasa pasiva promedio del Banco Nación, 1,37%); las medianas y grandes, 15% anticipado y 90 cuotas (a un mínimo de 1,5%), y las empresas en emergencia o en desastre agropecuario, sólo el plan de pagos al 1% men
sual.

Lo recaudado es coparticipable, según el esquema previsto en el impuesto que se regularice, y no estará destinado al pago de la reparación histórica, como lo es lo ingresado por el sinceramiento fiscal.

Luego, más caro

El beneficio de la moratoria es que libera de multas, sanciones y embargos, condona intereses y suspende o extingue la acción penal.

Además, AFIP quiere mostrar que es beneficioso adherirse en los tres meses que quedan porque después resultará más caro.

Explicó que, a partir de abril próximo, los planes de facilidades de pago permanentes serán limitados en tipos y cuotas, cobrarán tasas mayores a las del sistema financiero, no realizarán condonaciones ni liberaciones, podrán exigir un esquema de garantías y utilizarán la calificación de riesgo fiscal (ver aparte).

Por ejemplo, un capital adeudado de $ 1 millón por 18 meses se convertirá en una deuda consolidada de $ 1,72 millones a pagar en seis cuotas de $ 294.000. Hoy la deuda consolidada ascendería a $ 1,1 millón, a pagar $ 935.000 al contado; $ 55.000 a cuenta y 60 cuotas de $ 26.536, o un anticipo de $ 110.000 y 90 cuotas de $ 19.207.

Según el organismo, $ 38.000 de la deuda regularizada (76% del total) provienen de contribuyentes que están calificados con baja conducta fiscal, según el scoring crediticio que estará vigente desde la semana próxima.
Además, recordó que por adherirse al programa de moratorias los contribuyentes regularizados lograrán un reordenamiento financiero, podrán acceder a nuevas tasas y plazos para futuros planes de pago, se liberan de pagos y sanciones, mejora su status de cumplimiento, tienen la posibilidad de ser proveedores del Estado y de acceder a beneficios fiscales.