Por la lluvia, hubo goteras en algunas escuelas

La lluvia torrencial y granizo que cayó ayer sobre la ciudad de Corrientes a media tarde, no impidió que al menos el 77% del electorado se acercara a las escuelas, en unos polarizados comicios disputados entre el oficialismo de la alianza radical ECO-Cambiemos y el frente peronista Podemos Más.

 

Es más, algunos de los establecimientos educativos, según consignó el diario local El Litoral, sufrieron inundaciones y goteras. En las redes sociales se viralizaron fotografías de votantes saltando charcos para poder sufragar, en algunos casos descalzos con el agua a los tobillos.

Según el Instituto Correntino del Agua y el Ambiente (ICAA), en cinco minutos cayó aproximadamente 20 milímetros de lluvia. En algunas escuelas también se vieron autoridades de mesa intentando secar hojas de padrones. Las precipitaciones pararon antes de la hora del cierre de los comicios.

El contratiempo climático no fue lo único que molestó al electorado, compuesto por 810.686 correntinos habilitados para votar en una contienda en la que compitieron tres fórmulas de gobernador, en una provincia que gobernada por la UCR desde 2001 con sucesivos mandatos entre los primos Arturo y Ricardo Colombi. Si bien las elecciones se realizaron con normalidad en todo el distrito, se registraron las clásicas demoras en algunas mesas y quejas de votantes por cambios de lugares de las escuelas de votación con respecto a comicios anteriores.

A las 16, el presidente de la Junta Electoral provincial, Gustavo Sánchez Mariño, había informado que había votado el 64% del padrón. Pero al cierre la policía provincial indicó que el nivel subió al 77%.

Más de Economía y Política