Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Por la inflación un tercio de las empresas planea cambiar su presupuesto

Destinados al personal fuera de convenio, que incluye ejecutivos y profesionales. Es porque lo pactado a comienzos de año ya quedó por detrás de la inflación. Las que no pueden dar incrementos buscan alternativas como adelantar los tramos restantes, compensar con beneficios o pago anticipado de bonos

Por la inflación un tercio de las empresas planea cambiar su presupuesto

Son pocos los salarios que hasta ahora vienen ganando la carrera contra la inflación. Por eso, en muchas empresas ya hay movidas destinadas a lograr una mejora que permita compensar las pérdidas en el poder adquisitivo para el personal fuera de convenio que, en su mayoría, abarca a los ejecutivos y profesionales.

Según un relevamiento reciente realizado por la consultora Willis Towers Watson entre más de 280 empresas de diversos sectores, un 42% está negociando con su casa matriz un cambio en el presupuesto salarial original de 2016. Del resto, un 29% asegura que aún no tomó una decisión y otro 26% confirma que mantendrá lo proyectado.

"Este es el primer año en mucho tiempo que observamos que a esta altura hay todavía tanta incertidumbre y tantos puntos abiertos en las negociaciones salariales", destacó Marcela Angeli, directora de Talent & Rewards de la consultora. De acuerdo con la encuesta, del total de empresas que están revisando su presupuesto, apenas un 9% lo hace para reducirlo. La gran mayoría –el 91%– busca incrementarlo entre un 1% y 7 por ciento.

Las empresas que no tienen posibilidad de hacer un reajuste en los aumentos ya pactados apelan a otras alternativas para mejorar la compensación de sus empleados. Por ejemplo, un 14% adelantó la fecha del incremento salarial que tenía previsto para el segundo semestre del año; un 11% otorgó un nuevo beneficio con impacto directo en el bolsillo de los empleados; y un 4% optó por el pago de una suma fija para todos los empleados. Mientras que un 5% planea anticipar el pago del bono anual por resultados para sus directivos (1% en forma total y un 4% en forma parcial).

"El adelanto del pago de los bonos se vio un poco en 2014, pero en realidad estas medidas surgen en estos contextos donde la inflación se acelera y tenés un presupuesto más reducido", explicó Angeli. Los adelantos de los tramos pendientes también son más frecuentes, ya que sólo un 12% de las compañías otorgan los aumentos salariales anuales en un solo tramo. La mayoría lo hace en dos cuotas (62%), en tres (22%) o en más de cuatro (4%).

"Estimamos que este año el mercado se va a mover a un 32,91% en promedio. Y claramente con una inflación que puede terminar entre 38% y 42%, muchas van a quedar más de 8 puntos abajo. Pero también hay empresas donde se habla de un 34% o 35% de incremento para el personal fuera de convenio y que no necesitan hacer una modificación de presupuesto", destacó la directora.

De las firmas relevadas en el estudio, un 27% ya está trabajando sobre el presupuesto salarial para el 2017. Aunque en forma muy preliminar, están hablando de un promedio del 30% de aumento para sus empleados que no están alcanzados por las negociaciones paritarias. "Es muy reciente, pero hay empresas que ya están trabajando, especialmente las que cierran su año fiscal en septiembre. Si se tiene en cuenta que la inflación para el año próximo puede ser menor al 30%, es probable que las empresas intenten recuperar algunos puntos", apuntó Angeli.