Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Por la falta de ajuste en Ganancias, el Gobierno recaudó $ 4.400 millones extra

La postergación en la actualización de la 4º categoría hizo que más empleados pasen a pagar Ganancias. La AFIP sobrecumplió la meta presupuestaria en $ 12.000 millones

El Gobierno recaudó en 2012 unos $ 4.400 millones de más por no haber actualizado el mínimo no imponible del impuesto a las Ganancias, que alcanza a los trabajadores en relación de dependencia. Así se desprende de cruzar datos de la recaudación del año que terminó con otros del Anuario de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP).


La cifra representa una tercera parte de los $ 12.000 millones en los que la AFIP sobrecumplió la meta recaudatoria establecida en el Presupuesto del año que finalizó.


El economista jefe de la consultora Elypsis, Luciano Cohan, estimó que la AFIP recaudó en 2012 unos 25.100 millones de pesos por la cuarta categoría del impuesto a las Ganancias. En 2011 había percibido unos $ 18.200 millones. Si hubiera actualizado el tributo al ritmo de las paritarias (un 25% en promedio), habría recaudado $ 21.700 millones. En otras palabras, el Ejecutivo embolsó $ 4.400 millones de más al no cambiar el impuesto, que alcanzó a más trabajadores.


Cohan realizó la estimación en base al Anuario 2011 de la AFIP, el último disponible, que contiene datos de 2010, y ajustó un 25% por año la recaudación correspondiente a la cuarta categoría del impuesto a las Ganancias.


Según datos del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), existen 7,7 millones de trabajadores registrados en los sectores público y privados, al tercer trimestre de 2012. El cálculo es en base al Sistema Integrado de Jubilaciones y Pensiones de la ANSeS. La presidenta Cristina Fernández indicó a mediados de noviembre que el 23% de ellos paga Ganancias. En 2011, según los datos oficiales, estaba alcanzado por el tributo el 17% de los 7,64 millones de trabajadores en blanco.


En otras palabras, unos 480.000 empleados en relación de dependencia quedaron comprendidos bajo el régimen del impuesto a las Ganancias el año pasado.


Los $ 4.400 millones representan una tercera parte de los $ 12.168 millones en los que la AFIP sobrecumplió la meta recaudatoria de 2012. “En un año difícil, tuvimos un sobrecumplimiento de la meta presupuestaria”, celebró el titular del organismo, Ricardo Echegaray, al presentar los datos consolidados del año que finalizó, en el que el fisco embolsó $ 679.799 millones.


El Gobierno “devolvió” la mitad de ese dinero al eximir al medio aguinaldo de diciembre del pago de Ganancias. La medida, anunciada el 14 de noviembre por la Presidenta, representó una inyección a los bolsillos de $ 2.168 millones. Esa suerte de compensación alcanzó a todos los trabajadores con salarios brutos de hasta $ 25.000 mensuales.


La no actualización del mínimo no imponible de Ganancias fue, además de un incremento en la presión tributaria sobre los trabajadores, un factor de fricción constante con el sindicalismo durante todo 2012.
La CGT oficial y el Gobierno trabajan en un nuevo esquema de Ganancias para este año. El sindicalismo presiona para cerrar las mejoras impositivas en el primer trimestre, antes de que comience la “temporada alta” de paritarias. Solo así se podría aminorar el reclamo salarial de 2013.


La central sindical que conduce Antonio Caló pretende que la mayor carga impositiva recaiga sobre los salarios de más de 20.000 pesos y eliminar los vestigios de la “tablita” que impuso el ex ministro de Economía de la Alianza José Luis Machinea. Esas categorías tampoco se actualizaron, por lo que quien queda atrapado en el impuesto paga cada vez más. Hoy pagan Ganancias los trabajadores solteros que ganan más de $ 5.782 brutos al mes y los casados con dos hijos con ingresos brutos de $ 7.998. La CGT propone compensar esa merma de ingresos con otros gravámenes y que el tributo alcance al Poder Judicial, hoy exento.