Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Por la crisis, la industria operó en 2016 con la mayor capacidad ociosa en 14 años

Según el Indec, la industria ocupó su capacidad al 64,5% el año pasado. La cifra es la más baja desde 2002 e incidieron la caída del consumo y la apertura de las importaciones

Refinación del petróleo fue el bloque con mejores resultados

Refinación del petróleo fue el bloque con mejores resultados

La Utilización de la Capacidad Instalada en la Industria (UCII) alcanzó el 63,6% en el último mes de 2016, según reveló ayer el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec). La UCII del año pasado quedó así en 64,5%, una cifra que en la industria consideran "muy baja", producto de un período de crisis.
Es que se trata del año con mayor capacidad ociosa desde 2002, cuando la UCII se ubicó en 55,7%. Al año siguiente, se recuperó hasta 64,9%.

Según informó ayer el Indec, la refinación del petróleo fue el bloque sectorial con mejores resultados: 84,4% en diciembre y 83,5% en todo 2016. Lo siguieron papel y cartón (76,7% y 82,4%, respectivamente) y productos del tabaco (75,5% y 76%). En el otro extremo están los sectores que desde el Gobierno quieren reconvertir: industria automotriz (45% en diciembre y 47,1% en 2016); metalmecánica excepto automotores (54,7% y 53,5%) y edición e impresión (58,6% y 56,9%). Pese a un mal cierre del año –se viene derrumbando desde agosto–, productos textiles utilizó su capacidad instalada al 48,9% en diciembre y cerró 2016 con una UCII del 68%.

Por todo esto es que el empresario gráfico Juan Carlos Sacco, y secretario de la Unión Industrial Argentina (UIA), dijo: "El número de la UCII es muy bajo. La industria está pasando un mal momento y no hay brotes verdes de recuperación".
Para Daniel Funes de Rioja, vicepresidente de UIA y presidente de la Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios (COPAL), la UCII es "definitivamente baja" y eso ayuda a que los costos fijos graviten más en las empresas.

Por su parte, el textil Jorge Sorabilla, prosecretario 2 de UIA y presidente de la Fundación Pro Tejer, declaró: "Productos textiles cerró al 58%, no como dice el Indec al 68%. Es muy bajo, motivado principalmente por la caída del consumo y, después, por las importaciones. Cuando se trabaja a menos del 75%, empezamos a perder rentabilidad y son mayores los costos fijos".

Antes del cambio de gestión y el parate por unos meses del Indec para "normalizar" las estadísticas, la UCII de octubre de 2015 (último dato que difundió el kirchnerismo) había sido del 71,4%. El récord histórico para la UCII fue en noviembre de 2011, cuando Cristina Fernández de Kirchner recién había sido electa para su segundo mandato y la economía crecía a las famosas tasas chinas. En aquel mes, fue del 84,1%. Luego, con instauración del cepo cambiario, dificultades para la importación y estanflación mediante, el índice empezó a caer.

En otros años recientes de crisis, los datos del Indec kirchnerista eran más positivos. En el peor momento de 2012 (primer trimestre, post cepo), el promedio de la UCII fue del 72,7%, mientras que en el primer trimestre de 2014 (pos-devaluación) fue del 67,2%.
El dato del Indec llegó el mismo día en que la UIA celebró su 130 aniversario. "Nuestros socios aportan el 25,6% del PBI, un 22,4% del trabajo registrado y el 30% de los ingresos fiscales", reseñó la entidad.