Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Por financiar gasto corriente, la deuda provincial sumó 1% del PBI en cuatro meses

Las necesidades fiscales de los distritos más grandes se cubren ahora con emisiones de deuda en dólares. Para los economistas hay riesgo de que empeore la sustentabilidad

Por financiar gasto corriente, la deuda provincial sumó 1% del PBI en cuatro meses

Las emisiones por parte de las provincias en lo que va del año, que acumulan u$s 4950 millones, representan un crecimiento neto de la deuda cercano al 1% del PBI. Además, para lo que resta de 2016, planean colocar en el mercado internacional otros u$s 2000 millones, según anunciaron distintos estados subnacionales.

"La masiva emisión de deuda de las provincias lleva a preguntarnos cuáles son las razones y el margen para acumular deuda de dichas jurisdicciones. Conforme a los datos disponibles al tercer trimestre de 2015, el stock de pasivos de las provincias representaba 3,8% del PBI y, al descontar la deuda con el gobierno nacional, este resultado se reduce a 2,4% del PBI. Asimismo, los vencimientos de deuda en 2016 de las provincias son mínimos, de modo que las últimas emisiones no responden a un escenario de roll-over. Por lo que las provincias han generado un incremento neto de la deuda cercano al 1% del PBI, aprovechando el apetito de los inversores internacionales", sostuvo un informe de Ecolatina.

Entre marzo y junio fueron siete las provincias que colocaron deuda en el mercado internacional, por u$s 4950 millones, a tasas que oscilaron entre el 5,75% a 9,37%, según los plazos de emisión (de entre 3 y 12 años). Otras tres se sumarán en el segundo semestre, además de una nueva colocación por parte de Chubut (u$s 600 millones): Santa Fe planea emitir u$s 1000 millones; Chaco, u$s 250 millones; y Tierra del Fuego, u$s 150 millones. "Aun cuando el nivel de endeudamiento es bajo, utilizar los dólares obtenidos de una manera imprudente puede tener efectos negativos en las finanzas provinciales", detalló el informe de la consultora.

Si bien el nivel de endeudamiento aún se encuentra en niveles bajos, de sólo el 25% de los ingresos totales para el consolidado de las 24 provincias, dentro de ese promedio existe mucha heterogeneidad. Según datos de la consultora Noanomics, los estados subnacionales más comprometidos son Buenos Aires, con un 43%; Jujuy, con un 41; CABA, con 39%; y Mendoza con 37%.

En línea con la situación del sector público Nacional, en los últimos años se observó un deterioro del resultado fiscal de las provincias. De acuerdo a las estimaciones de Ecolatina, el año pasado el resultado consolidado de los gobiernos subnacionales arrojó un déficit financiero de $ 23.800 millones, número que representa un rojo de 0,4% del PBI, cuando en 2014 había representado 0,1% del producto.

El cambio de vías de financiamiento por parte de las provincias, a través de mayores colocaciones de deuda en los mercados internacionales, si bien puede disciplinar el comportamiento fiscal, ya que las obliga a llevar un orden para acceder a mejores condiciones de emisión, "la estructura de gastos actual genera un riesgo no menor sobre la sustentabilidad de los compromisos asumidos", alertó Ecolatina. En ese sentido, recordó que los estados subnacionales destinan $ 9 de cada $ 10 a gastos corrientes (los salarios representan cerca de la mitad de las erogaciones), por lo tanto "es posible que se endeuden en moneda extranjera para evitar un ajuste".

"Las medidas fiscales que ha llevado adelante el gobierno nacional implican una descentralización de recursos en el mediano plazo, lo cual implica un giro hacia un esquema de mayor federalismo, donde se reduce el grado de discrecionalidad/dependencia entre la Nación y las provincias. Sin embargo, este año las finanzas de los gobiernos subnacionales están empeorando, lo que implica mayores necesidades de financiamiento", concluye Ecolatina.