EN MAYO EL PROMEDIO DE LA INDUSTRIA SE UBICÓ EN 65,1%

Por el freno de la economía, cae uso de capacidad instalada

Fue la primera caída interanual desde abril de 2017. En un escenario de merma del consumo y tasas elevadas, los analistas pronostican nuevas bajas el resto del año

La sequía y la crisis cambiaria, que dominaron gran parte del segundo trimestre, tuvieron un efecto lastre sobre la actividad económica, que se tradujo en una baja de los niveles de producción en varias industrias.

Pero si bien esta coyuntura ya se observaba en algunos sectores vinculados al agro por efecto de la sequía, la novedad es que por primera vez desde abril de 2017 el indicador de utilización de la capacidad instalada que elabora el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) registró una baja respecto del mismo mes del año anterior. Con un valor de 65,1% en el nivel general de 12 sectores industriales, el registro de mayo de este año se ubicó debajo del 65,8% del mismo mes de 2017.

Entre los sectores que mostraron una contracción interanual se destacan alimentos y bebidas, que se ubicó en 61,5%, productos textiles (59,9%), papel y cartón (70,5%) y refinación de petróleo (77,5%). También se observaron caídas en sustancias y productos químicos (65,6%), productos de caucho y plástico (62,4%) y metalmecánica sin contar industria automotriz (54,9%). A éstos hay que agregarles otros dos sectores con fuerte crecimiento en los últimos meses, como minerales no metálicos, traccionados por el cemento, e industrias metálicas básicas, impulsadas por acero, que en el quinto mes del año mostraron una contracción respecto de los meses precedentes.

"Ya se empieza a ver el efecto de la caída de la actividad y seguramente esta tendencia se mantendrá en los próximos meses", afirmó Fausto Spotorno, economista jefe de Orlando Ferreres y Asociados, en relación a la menor utilización del potencial productivo. En su opinión los dos factores clave en esta coyuntura son el nivel del tipo de cambio (la suba y la volatilidad) y el nivel que tienen las tasas de interés.

Spotorno explicó que la caída de la actividad económica responde a la suba de costos, por inflación y devaluación, y por la sequía, por lo cual "de acá a fin de año todo estará en terreno negativo". El crecimiento recién se verá en el primer trimestre de 2019 y con mucho más fuerza, en el segundo trimestre.

Por su parte, Pablo Dragún, director del Centro de Estudios de la UIA, destacó que "hay preocupación por las altas tasas de interpes y la volatilidad cambiaria" y puntualizó que "ahora todo depende del consumo, evaluar qué pasa con alimentos o el sector farmacéutico, que están con menor nivel de ventas, y ver cuánto ayuda Brasil".

Tags relacionados

Noticias del día