U$D

Dólar Banco Nación
/
Merval

Por el acuerdo con el FMI, Macri negó concesiones a los gremios

El Presidente negó la exención de Ganancias en el aguinaldo. El argumento oficial es que por el trato con el Fondo deben acelerar la baja del déficit fiscal el próximo año

Por el acuerdo con el FMI, Macri negó concesiones a los gremios

El presidente Mauricio Macri rechazó la exención del aguinaldo para el Impuesto a las Ganancias que reclamaba la CGT y bajó línea a su equipo para no dar concesiones, justo cuando apuntan a reducir el déficit fiscal por el acuerdo con el FMI. Ante el anuncio del paro general de la central obrera, en el Gobierno tildan de "innecesaria la medida", pero también reconocen que "viene un momento de dificultad" por dos trimestres seguidos con recesión.

"No podíamos acordar que el aguinaldo no pague Ganancias en junio. Son $ 8500 millones y tenemos que trabajar para bajar el déficit", razonó el ministro de Trabajo, Jorge Triaca. El Presidente ya empezó a cerrar las ventanas posibles de negociación con distintos actores políticos, bajo el argumento de que el acuerdo con el FMI le deja menos margen de acción para hacer concesiones. Según fuentes, esta es una estrategia que se repetirá en negociaciones con gobernadores y legisladores para al Presupuesto 2019.

El otro argumento que esbozó el ministro Triaca es que "tenemos que ser austeros y no podemos acordar una concesión a quienes ganan más de $ 40.000; no nos parece un reclamo que venga de la base de la pirámide salarial". Casa Rosada puso el foco en el reclamo de la central obrera por Ganancias, pero también para cerrar la puerta al proyecto de ley que presentó ayer el senador peronista Miguel Pichetto que busca eximir del impuesto al medio aguinaldo. En el oficialismo perciben que están respondiendo a una avanzada del peronismo. "Son unos hijos de p..., es un paro político", se descargó un secretario de la Casa Rosada.

La CGT comunicó el paro ayer, ante una fallida reunión con Triaca. El funcionario consideró "innecesaria la medida". "Hay dirigentes que no se dan cuenta que tenemos que trabajar para que haya más empleo y crecimiento", agregó el ministro.

Otro funcionario sostenía que "no hay un elemento objetivo, racional" para anunciar un paro. "Si fuera Moyano (Hugo) que lo hace por las causas judiciales... pero estos...", planteó en alusión a la CGT. En Casa Rosada aseguraban que no hay clima para semejante medida y difundían cifras positivas tales como que se crearon 180.000 puestos laborales entre abril de 2017 y 2018.

Pero en el Gobierno también reconocen que la economía atraviesa un "momento de dificultad". De hecho, temen por el parate que puede sufrir la construcción, el sector que más empleo generó en la gestión Macri, y que sufriría un desacelere por una inminente recesión del segundo y tercer trimestre. "Hubo momentos más duros", dijo.

Ante el anuncio del paro de la CGT, el Presidente también mostró desconfianza hacia los secretarios generales de la CGT, Carlos Acuña, Héctor Daer y Juan Carlos Schmid. "Mauricio considera que los están corriendo por izquierda y que así se hace difícil negociar", confesaron en Balcarce 50.

Pero además, reconocen que en Nación, no podían contener reclamos de la central obrera como suspender despidos por seis meses. Menos aún cuando el Gobierno está a punto de anunciar el recorte del 20% de los puestos de dirección en organismos descentralizados. La mayoría de las fuentes oficiales consultadas prendían velas para que el paro del 25 "sea un fracaso". Pero también buscaban mostrar "voluntad de diálogo". "Hay tiempo y seguimos hablando. Algo podemos hacer", comentaban.

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar