Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Por 4 y no 8

CAMBIO DE METAL III: Mauricio prepara como heredero a Marcos Peña.

Imagen de JORGE ASIS

por  JORGE ASIS

escribe Oberdán Rocamora
Redactor Estrella, especial
para JorgeAsísDigital
4

Abruma la “peste de transparencia (selectiva)” -cliquear-, hasta el hartazgo. Con el desfile desapasionado de delincuentes protagónicos como estrellas de televisión. Con los abogados hábilmente operativos, y los “delatores premiados” que también fueron (son) delincuentes. “El periodismo patrullero”, al decir de Ignacio Zuleta, se apoderó del tiempo total de la comunicación. Hasta desplazar la política. Banalizarla, sustituirla.

Por aburrimiento, la patología de los procesamientos e imputaciones podría salir del primer plano de la vida cotidiana en cuanto concluya la feria judicial. Por acumulación de barbaridades, se agotó la capacidad de asombro. Los bultos del Neolopecito clausuraron la época.

En agosto, segundo mes del segundo semestre, las novedades significativas ya no pasarán exclusivamente por los despachos de Comodoro Py. Tampoco, con exclusividad, van a aludir a la marcha de la economía. Ni siquiera a las ilusiones módicas de recuperación. A partir de agosto, plenitud del segundo semestre, llega el turno de la política.

Con la temporada del verano incluida, en diez tendrán que estar confeccionadas las listas para los cargos electivos. En todos los distritos.

Mesa de Estrategia

La alucinante Mesa de Estrategia se reúne en el templo de Olivos, una o dos veces mensuales. O cuando la convoque Mauricio. 

Pronto la Mesa va a descender hacia los menores temas electorales. Los que se tratan, a su vez, en otras mesas del TGR, que tiene tantas mesas como la antigua Perla del Once.

La mesa de la estrategia la preside, por supuesto, Mauricio, que hasta habla. Aquí intercambian ideas, en orden de importancia, Nicolás Caputo, El Co, y Marquitos Peña, El Pibe de Oro. Están también los territoriales con responsabilidad de gobierno. Horacio Rodríguez Larreta, El Geniol, y la señora María Eugenia Vidal, La Chica del Flores de Carriego. Y cierran los tres lúcidos, o los “embrollones”. El pensador Jaime Durán Barba, El Equeco, Emilio Monzó, El Diseñador Monzó, y el ascendente intelectual que estuvo siempre, aunque nunca se muestra. Carlos Grosso, El Desaprovechado Anónimo.

Al trascender esta ennumeración, van a tener que incorporar, con seguridad, a la señora Gabriela Michetti. La Novicia Rebelde.

Candidatos competitivos

Ocurre que el destino del Tercer Gobierno Radical dista de peligrar por las amenazas incendiarias del señor Esteche. Al contrario, les favorece.

Debe enfrentar el riesgo electoral de 2017. Y tienen que encontrar los candidatos competitivos para ganar, otra vez, en la provincia (inviable) de Buenos Aires. Al peronismo convenientemente dividido, y sobre todo a Sergio Massa, que ante el cuestionamiento de la señora Carrió hoy encuentra cierta protección moral en la señora Margarita Stolbizer.

Massa y Stolbizer quieren conductas ejemplares, medidas de prevención y sanciones severas para la corrupción

¿Podrán ganarle a Massa o a Scioli con Jorge Macri?
La pregunta se asocia al dilema Carrió, la dama que ya está en campaña. Sin embargo el dilema Carrió remite a un tratamiento especial, que aun no preocupa a la “mesa estratégica”. Algunos sospechan, sin manifestarlo, que Carrió se va a tener que ir. Y para que los ataque desde adentro a Angelici, a Durán o mismo a Caputo, “tal vez es mejor tenerla afuera”.

Por falta de candidatos competitivos tampoco sospechan cómo ganarle al peronismo, en Santa Fe, si se enfila detrás de Perotti. Con Miguel Del Sel, que ya perdió dos veces. Existen reticencias para instalar, aparte, a un radical. Lo mismo les pasa en Córdoba, donde resulta casi imposible mantener los mismos números, sobre todo si deben enfrentarlo a José De la Sota.

Río Cuarto funciona como antecedente que angustia. No puede atenuarse con los bolsos de López. Ni siquiera con más excavaciones en los campos de Lázaro. O Con La Doctora probablemente presa, por la berretada de la hotelería.

El corazón delator, Poe

Para agosto, aparte, ya va a estar popularmente propagado el rumor que genera, en el TGR, cierta inquietud. Se lo habla en voz demasiado baja. O se lo piensa. Con temor a que trascienda el pensamiento.

Hay Macri, apenas, para un primer mandato. 

Macri, Buenos Aires' City Mayor and presidential candidate, arrives for a ceremony in Buenos Aires - Mauricio Macri, Buenos Aires' City Mayor and presidential candidate for the Cambiemos (Let's Change) front, arrives for a ceremony in Buenos Aires, October 28, 2015. Mauricio Macri, Argentina's opposition challenger in next month's presidential run-off vote, said on Tuesday he wanted to find common ground with defeated candidate Sergio Massa and that talks had begun between the two camps. Massa placed third in Sunday's first round vote with 21.3 percent of support, and both Macri and ruling party candidate Daniel Scioli will need to court the 43-year-old lawmaker and his voters to win the November 22 second round.   REUTERS/Marcos Brindicci

Aunque logre acomodar, por su buena estrella, el gobierno. Y sea efectivamente un acierto consolidarse, desde afuera hacia dentro. Conquistar la legitimidad en el exterior para fortalecerse en el plano doméstico.

Por distintos motivos personales, que por elegancia no corresponde apuntar aquí, en Macri hoy no existe la menor predisposición hacia la reelección.

La perentoriedad, en su caso, facilita registro del cambio de metal. El paso de la plata al bronce.

Aquí influye el “factor humano”, como titulaba Graham Greene. Debe Mauricio aprovechar los tres años largos de gestión que tiene por delante, para cambiar, en Argentina, las bases de la política. Y poner en marcha la economía definitivamente saneada. Aunque no lo sea, debe habituarse a asumir el rol de estadista. Que, según nuestras fuentes, asume.

El mensaje del estadista penetra más, en el país frívolo, cuando el respeto y el prestigio procede desde el exterior. El recurso es formidable para simular la insustancialidad que tanto se refleja en el plano interno.

De instalarse la idea del Macri por 4, y no por 8, despunta prematuramente la puja por la sucesión. Sobre todo si es verdad, como trasciende, que planifica dejar, como heredero, a Marcos Peña, su Premier. Aunque reluce más como intérprete de Macri, como su traductor político, o como vocero. Aquí Marquitos va a profundizar sus diferencias de piel con Gabriela Michetti. Ya que la relación actual, entre Peña y Michetti, es pésima. Ella recrimina, según nuestras fuentes, el ninguneo de sus logros en el senado, por las votaciones donde se felicita invariablemente a la dupla de Monzó con Rogelio Frigerio, El Pequeño Tapir.

Ambos -Monzó y Frigerio- actúan en tándem, según nuestras fuentes, con el peronista Pichetto, El Polileal.

Es Pichetto el más competente “dador voluntario de gobernabilidad”. En la materia, Pichetto lo supera a Urtubey, y al indeseable Massa.

Otro obstáculo para Peña, en la carrera de la sucesión, es Horacio Rodríguez Larreta, que junta efectividades espirituales desde el maxiquiosco del olvidado Artificio Autónomo. Tal vez tendrá que dejar el maxiquiosco para ocuparse de nuevo del gabinete de Mauricio.

Macri partió en un vuelo de línea junto a su esposa, Marcos Peña y tres gobernadores, entre otros

Pero sobre todo el gran obstáculo para la sucesión de Marquitos es la figura que supera, por carisma, la efectividad de su propio gobierno. Es Vidal. Desde la inocencia de PRO, La Chica de Flores realiza un curso acelerado de peronismo.Se entiende cada vez mejor, según nuestras fuentes, con los peronistas.

En bloque saldrán a desmentir, a descalificar, a subestimar, sobre todo a ningunear lo aquí planteado.

Pero el “corazón delator”, al decir de Edgar Allan Poe, no está apto para ocho años de tensiones. Con cuatro, según nuestras fuentes, es casi un exceso.

Oberdán Rocamora
para JorgeAsisDigital.com

Más notas de tu interés

Comentarios4
Joaco Malbran
Joaco Malbran 06/07/2016 01:01:45

No pudo ver a 1 mes de distancia la paliza de cambiemos al PJ, Soberbiamente tildó de Navos a quienes Sí lo vimos, pero se jacta y afirma lo que sucederá en 2019. Llamativo !

Como en Las mil y una noches, sobrevivís con los cuentos. Aclaraste no contar uno por elegancia, eso duró unos cuantos renglones, siempre hay algo que te vende, en este caso tu estilo Sharif, que muestra la verdad oculta. rubenardosain.wordpress.com

Sabrina Falcucci
Sabrina Falcucci 06/07/2016 09:20:22

llegó el segundo semestre y la paciencia se está terminando. La oposición inteligente (basta de caras como la de Pichetto y más como las de Urtubey) debe acompañar la gobernabilidad pero cuestionando lo que no fue bien hecho

Jose Cateac
Jose Cateac 06/07/2016 08:36:52

un turco chamuyeta y en el ocaso perogrueya largo y tendido total el analfa perio lo levanta