Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Poli reclamó "soluciones al Estado" porque "la inequidad genera violencia"

El arzobispo porteño, Mario Poli, advirtió ayer en el Tedeum que "la inequidad genera violencia" y pidió "soluciones" al Estado porque "buena parte del pueblo no posee igualdad de oportunidades y carece de lo necesario para una vida digna". El mensaje de Poli se leyó como una crítica solapada al Gobierno nacional, que en la ceremonia estuvo representado por el propio presidente Mauricio Macri y los principales ministros del Gabinete.
"Dolorosamente los argentinos aprendieron que la inequidad genera violencia" y aclaró: "Si bien las soluciones demandan la intervención de las instituciones del Estado, de igual modo nadie puede sentirse excluido de hacer algo por el prójimo".
En ese sentido, hizo una alusión a la normalización de las cifras del Indec y señaló: "Las estadísticas veraces son muy buenas porque nos advierten dónde estamos parados y nos animan a encarar soluciones. No obstante, los porcentajes invisibilizan el dolor de las familias que sufren la postergación y el desánimo".
Desde el Gobierno, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, reflexionó sobre el mensaje de Poli. "Estamos comprometidos con ese mensaje, sentimos que es importante la voz de la Iglesia y la compartimos. Me parece que lo que plantea, aunque no soy su intérprete, tiene que ver con que cuando hay pobreza y exclusión nos duele como pueblo", dijo.