Polémica idea de Rojkés sobre la violencia familiar para justificar represión en Tucumán: “Es de a dos

La presidenta provisional del Senado y esposa del gobernador de Tucumán, ya famosa por sus exabruptos verbales, mostró con su ejemplo de “matrimonios de violentos y golpeados” que equipara a víctima con victimario en los casos de violencia doméstica. Pretendió usarlo para defender el accionar de la policía de su provincia contra la marcha que denunció fraude.

Beatriz Rojkés de Alperovich ya es famosa por sus exabruptos verbales. El más conocido y reciente fue cuando enfrentó el reclamo de inundados de Tucumán tratando a una de las víctimas como “vago de miércoles”. Con los sucesos ocurridos el domingo en su provincia con las serias irregularidades del proceso electoral, y luego con la represión a las manifestaciones que reclamaron contra el fraude en esos comicios, la esposa del gobernador tucumano sigue regalando frases para el recuerdo. Ayer se despachó con que “los tucumanos no somos ni indios ni salvajes”, una frase a la que debería haberle prestado atención el Inadi por el fuerte tono discriminatorio para los pueblos originarios. Y hoy, durante su visita al Senado, volvió a exponer trazos de su pensamiento íntimo, esta vez sobre un tema que está al tope de la agenda pública reciente, como el de la violencia doméstica y los femicidios que, en la mayoría de los casos, ocurre al interior del seno familiar. Para la esposa del gobernador tucumano la violencia en los matrimonios es “de a dos”, dijo para ejemplificar que, en la represión del lunes a la noche, la policía de su provincia que reprimió a mansalva una marcha pacífica era tan responsable como los reprimidos.

"La violencia se da de a dos, como en un matrimonio de violentos y golpeados", dijo la presidenta provisional del Senado.

Rojkés de Alperovich se presentó en la cámara alta para defender las elecciones en Tucumán, donde la oposición denuncia fraude. Desde hace dos días, la provincia norteña vive manifestaciones sociales, en donde se exige la apertura de las urnas y la renuncia de José Alperovich, actual gobernador. En este escenario, Rojkés afirmó: "Los perdedores no tienen la grandeza de reconocer que han perdido. Nuestros opositores no son gente de bien.”

Y afirmó que fue la gobernación de su marido quien impulsó Tucuman y “puso a la provincia de pié”.

En Diputados, más cruces

Durante la sesión en la Cámara de Diputados, también hubo cruces sobre lo sucedido en Tucumán, que derivaron en discusiones acerca de lo sucedido en Jujuy, con el asesinato de un joven militante radical. Legisladores del Frente para la Victoria (FPV) y del radicalismo polemizaron sobre el uso político de la muerte de Jorge Ariel Velázquez, atacado en vísperas de las elecciones primarias realizadas el 9 de agosto último y que falleció el miércoles 19 de agosto. La controversia tuvo lugar cuando el presidente del bloque radical, Mario Negri, pidió el tratamiento sobre tablas de cuatro proyectos sobre los comicios en Tucumán y la muerte de Velázquez, que contenían duros conceptos contra el oficialismo, lo que fue rechazado por el FPV por 124 votos contra 80.

En un encendido discurso, la presidenta del bloque oficialista, Juliana Di Tullio, reclamó al radicalismo ‘que acepte los resultados de las elecciones‘ porque ‘cuando no ganan siempre denuncian fraude‘ y ‘terminen con el uso político de la muerte de un joven militante‘.‘Nosotros tenemos proyectos condenando el accionar violento de la política y sobre el trágico asesinato de Velázquez, donde nosotros expresamos nuestra solidaridad con la familia y pedimos justicia‘, apuntó la jefa del bloque oficialista.Di Tullio señaló: ‘No avalamos los proyectos presentados por Negri porque no tenemos ninguna coincidencia con los fundamentos de estas iniciativas sobre las elecciones de Tucumán y repudiamos el uso político que han hecho del desgraciado asesinato del joven en Jujuy‘.‘Desde que comenzó el proceso electoral sabemos hacia dónde se dirigen. Usteden deben tener la voluntad de construir una democracia sólida y no denunciar fraude cada vez que pierden una elección‘, apuntó.

En el último tramo de su discurso, Di Tullio llamó a la oposición ‘a la reflexión y a que vuelvan a ser dirigentes políticos que respeten las mayorías populares, y cuando no ganen no denuncien fraude‘. Previamente, Negri aseguró que ‘está jaqueada la democracia y sitiado el sistema electoral argentino con lo sucedido en Tucumán donde hubo voto cadena, sistema prebendario, denuncia de fraude y para finalizar represión policial‘.

Tags relacionados