Piden que el cierre de fronteras excluya al comercio exterior

Exportadores y terminales portuarias buscan sostener la actividad mientras dura la emergencia por el coronavirus. Medidas preventivas para las tripulaciones de los buques que llegan.

La decisión de cerrar las fronteras del país por 15 días, como parte de las medidas oficiales tendientes a frenar el avance del coronavirus, generó este miércoles inquietud y confusión entre operadores de comercio exterior.

Sin que se haya oficializado el cierre del país en el Boletín Oficial, la prohibición del ingreso para dos cruceros turísticos hizo sonar las alertas en cuanto al tránsito de los buques cargueros, en una época en la que suele ser muy alto por el ingreso de la cosecha gruesa.  

Al punto que sobre el mediodía el Puerto de Quequén informó que el cese temporario de todas las operaciones en sus terminales y la suspensión del arribo de los buques previstos "hasta nuevo aviso".

El consorcio basó su decisión en la declaración de emergencia sanitaria nacional y provincial, en el anuncio presidencial del cierre de las fronteras y "atento a las medidas que podrá adoptar la autoridad nacional". Horas más tarde, dejó sin efecto la medida, tras "las consultas pertinentes con la autoridad portuaria nacional".

Desde temprano, referentes de las terminales portuarias, exportadores y otros actores del sector mantenían contacto con las autoridades nacionales para que las operatorias de comercio exterior queden excluidas del cierre de fronteras preventivo.

El pedido, que fue bien recepcionado según indicaron a El Cronista desde el sector, tiene que ver con garantizar la actividad en las terminales portuarias, tanto de importación como de exportación.

Y se da en momentos en que solo por la agroexportación está programada la carga de más de 4,6 millones de toneladas de granos, oleaginosas y subproductos, por un total cercano a u$s 1200 millones.

El maíz es el producto con mayor concentración de volúmenes a la carga o anunciados hasta fin de mes. El programa de embarques para el cereal llega a 2,4 millones de toneladas, 55% más que a principios de mes. 

De ese total, el 81% de las cargas corresponden a buques anunciados en las terminales portuarias del gran Rosario, mientras el restante 19% se distribuye entre Bahía Blanca y Ramallo.

El cronograma de embarques hasta fin de mes tiene también previstos busques para cargar 1,2 millón de toneladas de harina de soja; 215.000 toneladas de aceite de soja; y 84.000 tonelads de pellets.

Según un reporte del área de Research de la corredora de granos Zeni, también están anunciadas la carga de 392.000 toneladas de trigo; 149.000 de cebada; 29.000 toneladas de arroz y 7.200 toneladas de soja sin procesar.

Medidas preventivas

En un aviso publicado en el Boletín Oficial, el Ministerio de Transporte comunicó a la Administración General de Puertos (AGP) y otras dependencias con competencia en la materia las recomendaciones de la Secretaría de Acceso a la Salud en relación a los buques en el marco de la pandemia de coronavirus.

La cartera que conduce Mario Meoni precisó que se recomienda restricción, al momento del desembarco, del descenso del buque y aislamiento a las personas asintomáticas que hayan transitado en los últimos 14 días por zonas de transmisión sostenida.


Por su parte, las personas asintomáticas que no hayan transitado en los últimos 14 días por zonas de transmisión sostenida, establecidas por la autoridad sanitaria nacional al momento del desembarco, podrán desembarcar.

En tanto, los buques con al menos una persona sintomática que haya transitado en zonas de transmisión sostenida, establecidas por la autoridad sanitaria nacional al momento del desembarco, o configura un caso sospechoso según la autoridad sanitaria, ésta o quien ejerza su función delegada, debe declararlo en cuarentena.

Tags relacionados