Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Piden procesar a De Vido por la compra de trenes inservibles a España y Portugal

Lo solicitó el fiscal Delgado luego de que el diputado declarara en la causa. Acusó a Jaime, ex titular de Transporte, por las decisiones tomadas en materia ferroviaria

Julio de Vido, ayer, durante la sesión realizada en la Cámara de Diputados

Julio de Vido, ayer, durante la sesión realizada en la Cámara de Diputados

En línea con su testimonio en el expediente vinculado a la Tragedia de Once, Julio De Vido declaró ayer como imputado en la causa que investiga la compra de trenes en desuso a España y Portugal. Ante el juez Julián Ercolini, se desligó de las decisiones tomadas en su momento por el entonces secretario de Transporte Ricardo Jaime y se retiró de los tribunales de Comodoro Py poco antes de que el fiscal Federico Delgado solicitara su procesamiento.

De Vido se negó a responder preguntas y presentó escritos de descargo tanto ante Ercolini como frente al juez federal Sebastián Ramos, que investiga por qué nunca se renegociaron los contratos ferroviarios de transporte de pasajeros entre 2003 y 2009. El ex ministro admitió que no revisó las concesiones de los trenes a empresas privadas y lo atribuyó a que "los contratos estaban ipso facto renegociados entre los años 2000 y 2001 y porque el decreto de 2002 modificó la ecuación económica".

"No existían urgencias o condicionantes que determinaran la necesidad de una nueva renegociación, ya que las herramientas a la mano del Estado eran suficientes para que el servicio público se prestara", consideró, y resaltó que "el Estado decidió llevar adelante una política de subsidios para garantizar la prestación del servicio", deslizó De Vido, quien negó "haberme interesado en beneficio de las concesionarias y, de hecho no existe ni una sola evidencia que permita sostener que hice o dejé de hacer algo como ministro en beneficio de algún concesionario o contratista del Estado".

Para Delgado, el procesamiento se justifica porque "De Vido fue un responsable más" de las compras de vagones y locomotoras usadas por 102 millones de euros ya que "pasaron por sus manos todas las decisiones autoritativas relativas al transporte ferroviario" y lo acusó de los supuestos delitos de "peculado" y "cohecho" como partícipe necesario.

El requerimiento de Delgado llegó al juzgado federal de Ercolini apenas una hora después de que De Vido compareciera en declaración indagatoria y en su escrito de descargo responsabilizara por el asunto a la Secretaría de Transporte y a la CNRT, que estaban bajo la órbita del procesado, condenado y detenido ex secretario Jaime.

De Vido fue procesado a principios de mes por el juez federal Claudio Bonadio en la causa que investiga la tragedia de Once del 22 de febrero de 2012, que dejó 51 muertos y 789 heridos. Ya elevada a juicio y con el proceso oral y público concluido, el ex ministro fue incluido en el expediente por pedido del Tribunal Oral Federal 2, que solicitó reabrir el caso para indagar sobre el rol del ex ministro.