Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
Jueves 4.1.2018
DÓLAR
/
MERVAL

Piden autorización para someter a estudios a exsindicalista que cumple prisión domiciliaria

Se trata de Omar Suárez a quien la Justicia lo investiga por una causa de presunta malversación de fondos en el sindicato y extorsión.

Piden autorización para someter a estudios a exsindicalista que cumple prisión domiciliaria

El extitular del SOMU Omar “Caballo” Suárez pidió ser internado en el Hospital Finochietto para someterse a una serie de estudios médicos, luego de que la Justicia le restringiera su prisión domiciliaria, en el contexto de la causa por malversación de fondos en el sindicato y extorsión a empresas navieras.

El pedido lo hizo su abogado Carlos Broitman y ahora debe ser resuelto por el juez federal Sergio Torres, quien subroga a su colega Rodolfo Canicoba Corral, magistrado a cargo de la causa. 

Según la presentación de Broitman, entre los estudios a realizar se encuentra una gastroendoscopía urgente y una colonoscopía con sedación.

El sindicalista fue detenido por orden de Canicoba Corral, al considerarlo “jefe” de una asociación ilícita que extorsionó a empresas navieras, pero que también malversó fondos del SOMU que dirigió durante varias décadas.

El pedido de autorización es porque el juez Ramos le dispuso ayer la prohibición de salida de su domicilio a Suárez, a menos que cuente con autorización del juzgado interviniente.

El magistrado también ordenó que personal de Prefectura Federal lo vigile de manera permanente y controle el ingreso y egreso de personas, además de los movimientos en todos los accesos al domicilio.

Ramos se pronunció de esta forma luego de que el fiscal federal Gerardo Pollicita apelara ayer ante la Cámara Federal la concesión de la prisión domiciliaria de Suárez, quien está acusado de mal manejo de fondos del Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (SOMU) y se encontraba detenido en Marcos Paz desde septiembre de 2016.

La Fiscalía pidió que la Cámara Federal revoque el fallo de primera instancia del juez federal Luis Rodríguez, que subrogaba a Canicoba Corral y el viernes pasado le otorgó la prisión domiciliaria al exsecretario general, que ahora está en la casa de su hija en Olivos.

Rodríguez adoptó la decisión en base a los problemas de salud de Suárez: un ACV (accidente cerebrovascular) isquémico transitorio que sufrió el dirigente sindical “con secuelas neurológicas actuales” y por los cuales tiene “severos factores de riesgo” como “hipertensión arterial y una severa alteración conductual (paranoia), que lo lleva a negarse a recibir el régimen dietético recomendado y muchas veces atención médica porque alega temor a ser envenenado”.

Al otorgar el beneficio, dispuso la colocación de una tobillera electrónica sobre Suárez, cuya vigilancia está a cargo del Programa de Asistencia de Personas del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación.

Para el magistrado, se disminuyó el “riesgo procesal” por lo cual estaba detenido Suárez, al “haberse ordenado la realización de una pericia contable encomenadada al cuerpo de peritos especializados en casos de corrupción y delitos contra la administración pública”.

Incluso, Rodríguez precisó que había apreciado de manera directa el deterioro del estado de salud de Suárez, a raíz de una entrevista personal que mantuvo con el imputado en Tribunales el jueves 28 de diciembre pasado.