Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Piden adelantar el festejo del Día del Padre

Fecoba propuso que la conmemoración se celebre el próximo 11 de junio, para evitar que se superponga con el fin de semana largo.

Piden adelantar el festejo del Día del Padre

Tras argumentar que los comercios atraviesan una coyuntura muy difícil, la Federación de Comercio e Industria de la Ciudad de Buenos Aires (FECOBA) pidió al Gobierno el adelanto de la celebración del Día del Padre al 11 de junio, que habitualmente se celebra el tercer domingo de junio, porque de esa forma no se superpone con el fin de semana largo.

"Este año la fecha coincide con dos feriados que harán que muchas familias tomen ese fin de semana como un feriado largo de cuatro días y dirijan el consumo hacia otros rubros”, remarcó Fecoba en un comunicado enviado al ministro de Producción, Francisco Cabrera, y al secretario de Comercio, Miguel Braun.

La entidad detalló que “a saber: el sábado 17 de junio es el Paso a la Inmortalidad del General Güemes, el domingo 18 es el Día del Padre y el martes 20 es el Paso a la Inmortalidad del General Belgrano, Día de la Bandera. Si bien ese lunes 19 es laborable, muchos lo convertirán en feriado puente”.

"El festejo del Día del Padre es una de las fechas especiales de más ventas para los comercios de todo el país y, especialmente, para la Ciudad de Buenos Aires”, subrayó.

Fecoba puntualizó que “Rubros como Indumentaria, Calzado, Artículos Electrónicos, Electrodomésticos, Muebles, Vinos, Gastronomía o Artículos Deportivos se mueven intensamente durante varios días”.

“Llevan 17 meses consecutivos con fuertes caídas en sus niveles de ventas, lo que está generando serios problemas de rentabilidad y supervivencia a miles de empresarios, y el riesgo que eso impone sobre el empleo”, precisó.

“Estamos convencidos de que el cambio solicitado será un empujón al consumo y al comercio. Posiblemente, el empujón que falta para revertir el ciclo recesivo e iniciar la recuperación de las ventas minoristas”, completó Fecoba en su comunicado.