Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Petroleros levantaron el paro convocado para el viernes

El sindicato de petroleros suspendió la medida de fuerza prevista para este viernes y que contemplaba un paro de actividades ante el llamado del Gobierno para negociar una salida ante la crisis petrolera. Así lo anunció el senador y titular del gremio de Petróleo y Gas Privado de Río Negro, Neuquén y La Pampa, Guillermo Pereyra, en declaraciones radiales.
El giro se dio después de que se llevara a cabo una hermética reunión que mantuvo el gremialista con el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, ayer por la tarde en la Casa Rosada. "Queremos evitar que haya despidos, queremos decirle a todos que vamos a impedir que eso pase, no queremos un solo compañero más despedido, queremos trabajar en la actualización de los salarios de los trabajadores, por eso no habrá movilización", manifestó Pereyra tras el encuentro.
El histórico sindicalista reveló que se mantendrán nuevos encuentros para negociar durante la semana y que reunirá a otros funcionarios de la administración de Mauricio Macri con los empresarios de primera línea para buscar una salida ante al conflicto que vive el sector en todas las provincias productoras. "Queremos acompañar al Gobierno, pero también queremos respuesta a nuestros representados; es un tema muy delicado", expresó Pereyra y agregó que la próxima reunión podría concretarse entre hoy y mañana. "De lo contrario, se pasará para el lunes o el martes de la semana cuando vuelva el ministro de Energía, Juan José Aranguren, que va a EE.UU. a la Feria del Petróleo", anticipó.
Según los sindicatos en la región patagónica peligran cerca de 1200 de puestos de trabajo, debido a la baja de equipos de producción y los planes preventivos de crisis propuestos por las empresas.