Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Petroleros: el Gobierno subió salarios por decreto pero hay gremios que continúan con el paro

El ministro Triaca dispuso un aumento de 30% en tres tramos hasta marzo 2017. Neuquén aceptó pero sindicatos de Chubut, Santa Cruz y Mendoza rechazaron un incremento por resolución

por  DOLORES AYERRA Y ELIZABETH PEGER

dayerra@cronista.com / epeger@cronista.com
0

La posición más dura se nuclea en la Cuenca del Golfo San Jorge, donde rechazan de cuajo las resoluciones

La posición más dura se nuclea en la Cuenca del Golfo San Jorge, donde rechazan de cuajo las resoluciones

La unidad que habían alcanzado los gremios petroleros al iniciar un paro nacional se quebró el mismo día en que inició la huelga. Mientras ayer a la madrugada comenzaba la medida de fuerza con paralización en todos los yacimientos del país (y que se extendería durante todo el día de hoy), el Gobierno decidió fijar un aumento salarial a través de una resolución; un hecho inédito en medio de una negociación paritaria.

A última hora del domingo, el Ministerio de Trabajo que conduce Jorge Triaca emitió un comunicado con tres resoluciones. En dos de ellas dispuso un 30% de recomposición salarial en tres tramos para el sector privado y público, respectivamente: un 18% para el 1º de julio, un 5% en noviembre y el restante 7% con los haberes de enero próximo. A su vez, estableció que en los primeros días de julio los trabajadores percibirán también una suma fija de $15000. La decisión oficial es un intermedio entre lo que ofrecían las compañías y lo que exigían los gremios: supera el 20% que hasta el viernes las empresas del sector estaban dispuestas a pagar, pero estira el convenio hasta marzo 2017. Los sindicatos pedían que la vigencia fuera hasta diciembre de este año y además reclamaban una suma fija mucho más elevada de $ 55.000. Ambas partes volverán a verse las caras hoy a las 15 horas en una reunión que fue convocada por Trabajo en la sede laboral.

La acción del Gobierno desdobló posiciones entre los sindicatos. Algunos resolvieron levantar el paro en lo inmediato, mientras otros decidieron continuar con la medida de fuerza hasta hoy. En el primer bando, el Sindicato de Petróleo y Gas Privado de Río Negro, Neuquén y La Pampa que dirige el senador Guillermo Pereyra redujo de 48 a 24 las horas de huelga y ayer cumplían la medida con guardias mínimas en el sector del gas. "Es una resolución del Ministerio y hay que acatarla", manifestó Pereyra pero aclaró que resulta insuficiente porque "quedan muchos puntos sin resolver"; sumado a que "el acuerdo salarial no debe prolongarse más allá de 2016".

La posición más dura se nuclea en la Cuenca del Golfo San Jorge. Allí, el Sindicato del Petróleo y Gas Privado de Chubut que conduce Jorge "Loma" Ávila rechazó de cuajo la resolución oficial y decidió mantener la huelga de 48 horas. En la misma línea, el secretario general del Sindicato del Personal Jerárquico y Profesional del Petróleo y Gas Privado de la Patagonia Austral, José Llugdar, aseguró que "mañana (por hoy) realizaremos las presentaciones que correspondan y veremos cómo continuar; no está en el ánimo de nuestros gremios aceptar esta resolución, que no es ningún acuerdo paritario y no entendemos cómo Neuquén lo está aceptando. Esta posición es compartida por gremios priva dos y jerárquicos de Mendoza, Tierra del Fuego, Chubut y Santa Cruz".

Al ser consultado por este diario sobre la decisión de impulsar la suba salarial por resolución, desde la cartera de Triaca advirtieron que el "Ministerio siempre actúa arbitrando y que este sector se encuentra en una posición muy delicada hace tiempo en cuanto a lo económico y financiero por la crisis mundial de petróleo". A su vez, aseguraron que se dialogó con todas las partes permanentemente. Es por esa razón que además en una tercera resolución se dictaminó la conformación de una comisión de análisis técnico compuesta por dos miembros de cada uno de los sectores involucrados para discutir medidas relacionadas con la productividad del sector; asimismo se discutirá un nuevo régimen de jornadas laborares: todas condiciones esperadas por las cámaras empresarias. Para esto, el Ministerio estableció un plazo de 30 días.

En la industria aseguran que el telón de fondo del conflicto, precisamente, se centra en la productividad. "Muchos gremios, como el de Ávila, no están dispuestos a hablar de productividad. Pero no se puede garantizar la continuidad laboral en el 2017 sin un proceso de reestructuración productiva para la sustentabilidad de la industria en medio de la crisis que golpeó al sector en todo el mundo. No se puede hablar de salarios sin hablar de productividad", reveló una fuente empresaria.

Y es que los gremios de las provincias más australes además del reclamo salarial pusieron sobre la mesa de negociación el resguardo de todos los puestos de trabajo hasta el año que viene. Pero además en esta pelea también juega la interna sindical: cabe destacar que en todos los gremios petroleros hay elecciones este año. "La mano venía muy pesada. Sin esta resolución del Gobierno hoy iba a faltar gas en Capital Federal", reconocieron en una compañía en donde también destacaron que la puja entre los sindicatos empaña un acuerdo general.