Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Pese a su crisis, Brasil busca garantizarse al menos 4 millones de toneladas de trigo

Pese a su crisis, Brasil busca garantizarse al menos 4 millones de toneladas de trigo

Pese a la crisis económica y política que atraviesa Brasil, los molinos harineros y productores de panificados del vecino país remarcaron su intención de adquirir al menos 4 millones de toneladas anuales de trigo argentino, entre harina y granos.


Así se lo hicieron saber a la delegación argentina que estuvo hasta ayer en San Pablo, encabezada por el ministro de Agroindustria bonarense, Leonardo Sarquís, efectuada para "recuperar el mercado brasileño, analizando sus necesidades en relación a la calidad de nuestros trigos. Vinimos a generarles nuevas oportunidades a los productores que necesitan saber de cara a la próxima siembra qué tipo de trigo se necesita", planteó Sarquís.


El funcionario de la administración Vidal estuvo acompañado por los titulares de la Federación Argentina de la Industria Molinera (FAIM), Diego Cifarelli; de la Cámara Arbitral de Cereales, Javier Buján; y de ArgenTrigo, David Hughes.


En la visita "exploratoria", como definió Sarquís, hubo reuniones con directivos de la Asociación Brasileña de la Industria del Trigo (Abitrigo), que concentra los molinos, y la Asociación de Panes y Pasteles Industrializados (Abimapi) con quienes analizaron las oportunidades para el cereal local y las necesidades de volumen y calidad que requieren en el gigante sudamericano.


"Brasil, que busca calidad y cantidad, estaría dispuesto a comprarnos como mínimo 4 millones de trigo (harina y granos). La provincia de Buenos Aires aporta más del 60% a la producción nacional y se espera que en el próximo ciclo aumente un 20% de la superficie sembrada", afirmó el ministro.


Sarquís comentó que "pese a la situación coyuntural que viven, los brasileños tienen en el trigo un producto que forma parte de su alimentación básica, y no percibimos una baja sustancial en la demanda sino que la proyección también es de estabilidad".