Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Pese a los ingresos del blanqueo, el déficit primario trepó 61% en febrero

Queda margen para lograr la meta trimestral. Tras el tarifazo en 2016, los subsidios a la energía se redujeron 6% en febrero. En transporte aún crecen a un 57%

Pese a los ingresos del blanqueo, el déficit primario trepó 61% en febrero

Luego del superávit primario de enero, en febrero se volvió a registrar déficit, por $ 26.747 millones, un 60,7% más que en el segundo mes de 2016. De esta manera, en el primer bimestre el rojo primario fue de $ 23.160 millones, un 45,6% mayor que en igual período del año pasado. Los datos surgen del informe de evolución de ingresos y gastos difundido ayer por el Ministerio de Hacienda.

Dentro de este resultado se engloban $ 8736 millones que ingresaron a las arcas fiscales de manera extraordinaria por el blanqueo durante los dos primeros meses. De hecho, sin estos recursos el déficit primario se habría casi duplicado en el primer bimestre.

El rojo acumulado de $ 23.160 millones de enero y febrero conocido ayer lleva tranquilidad al Gobierno: deja margen para cumplir con la meta fiscal trimestral, de $ 58.500 millones ya que equivale a un 40% de ese total. Hasta en el comunicado oficial de Hacienda se reconoce que el resultado acumulado es consistente con el objetivo oficial.

Entre la holgura que dan los primeros dos meses se suma a que en marzo se espera que se contabilice el grueso de los recursos de la última etapa del blanqueo, lo que apuntalaría los ingresos fiscales. "En particular, si se considera la proyección oficial de ingresos por $ 55.000 millones para el primer trimestre de 2017 (explicitada en ocasión de la presentación del programa financiero 2017), la que probablemente se quede corta, habría espacio para que, todo lo demás constante, el gasto primario acelere en marzo y aun así cumplir la meta", sostuvo Gabriel Caamaño Gómez, de Consultora Ledesma.

Si se supone que los ingresos crecen en marzo al mismo ritmo que en el primer bimestre (a 34%, sin contabilizar el blanqueo) y a esto se suman los recursos del sinceramiento, en el tercer mes el gasto primario podría expandirse hasta un 63,9%.

En febrero, al considerar el pago de intereses de la deuda pública, el déficit financiero fue de $ 30.000 millones, 46,1% más que en igual mes del año pasado y, en el primer bimestre alcanzó los $ 35.556 millones, 56,4% por arriba del mismo período de 2016. "Sin los ingresos del blanqueo, el déficit financiero fue de $ 44.292 millones, casi duplica al guarismo comprable de 2016", razonó Caamaño Gómez.

El gasto primario se expandió a un ritmo mayor que los recursos en febrero: un 39,1% frente a los 35,6%. De esta manera, las erogaciones alcanzaron $ 163.236 millones, mientras que los ingresos llegaron a $ 136.489 millones.

Además, tanto la tasa de crecimiento interanual del gasto primario y como el del corriente superaron a la inflación comparable para el período y, ambos componentes, también siguieron creciendo en relación al PBI, identificó Caamaño Gómez.

Dentro del gasto corriente, el destinado a "funcionamiento y otros" como a "subsidios económicos" aminoran su expansión. Estos últimos crecieron 25,7%, por debajo de la inflación para ese período. De hecho, el propio ministro Nicolás Dujovne sostuvo un mes atrás, el día de presentación de las metas trianuales de reducción de déficit fiscal, que "la Argentina gasta mucho en subsidios que hay que ir eliminando". Claro que al comparar febrero con igual mes del año pasado hubo aumento de tarifas de los servicios públicos.

En el segundo mes llegaron a $ 14.452 millones, frente a los $ 11.500 millones que se habían registrado en febrero de 2016. Se dio una disminución de los subsidios a la energía, de 6% interanual, mientras que los destinados al transporte se expandieron 56,9%.

"En febrero, al igual que en los últimos meses, volvió a notarse una marcada heterogeneidad en las velocidades del gasto, en función del sesgo que el Gobierno quiere imprimirle a la política fiscal: gastos sociales y de capital creciendo fuertemente, en contraste con las erogaciones en subsidios económicos y funcionamiento del Estado", sostuvieron desde Ecolatina. Y detallaron que los gastos sociales (que según la inercia y el Presupuesto se moverán por encima del promedio) aumentaron 47% interanual, por encima del promedio; los subsidios económicos (eje por donde se busca racionalizar el gasto) aumentaron 26%, por debajo del promedio; los gastos de capital (que en un año electoral suelen tomar impulso) aumentaron 64%, por encima del promedio; y, los gastos de funcionamiento y resto de las erogaciones (que el Gobierno querría acotar) crecieron 23% y 26%, por debajo del promedio.

Dujovne resaltó ayer que "el gasto de capital creció 64% en relación a febrero del año pasado, destacándose el incremento en la construcción de viviendas sociales, escuelas y jardines, y transporte, como la ampliación de la red de autopistas y la mejora de los trenes".