Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Pese a los estímulos, en 2016 cayeron los ingresos por exportaciones de soja

La facturación por ventas externas del llamado “complejo oleaginoso”, donde el poroto y sus productos representa el 95% del sector, sumaron u$s 18.149 con una baja de 1,4% respecto de 2015. ¿Qué pasó? La explicación de Abeceb.

Pese a los estímulos, en 2016 cayeron los ingresos por exportaciones de soja

El 2016 fue un año de buenas noticias políticas para los productores de soja de la Argentina, que recibieron con expectativas la llegada al gobierno de Mauricio Macri a fines de 2015. El anuncio -aunque parcial y gradual- de la quita de retenciones a las ventas externas del poroto, la eliminación del cepo cambiario y otras medidas prometían un despegue del sector a todo vapor y en todos los terrenos. Sin embargo, los ingresos por exportaciones de los llamados “Complejos oleaginosos”, donde la soja y sus productos representa el 95% del sector cayeron 1,4% en 2016 respecto 2015, informó hoy el Indec. Sumaron u$s 18.149 millones. El complejo oleaginoso es el que más peso tiene dentro de las exportaciones totales de la Argentina, ya que representa el 31,4% de las ventas externas totales del país.

Según Javier Cao, líder de proyecto de Abeceb, la performance de la soja a nivel ventas externas debería ser entendida más como un estancamiento que como una merma, ya que el INDEC no incluye dentro del complejo oleaginoso las ventas del complejo del biodiesel, que se basa en el poroto de soja. Ese sector reportó exportaciones por u$s 1240 millones con una suba de 145% respecto de 2015. Si este rubro se sumara al complejo oleaginoso, del rojo se pasaría a una leve suba.

Igualmente Cao opinó que los estímulos a la soja no fueron tan sustanciosos como a otros productos de exportación. La promesa de una quita de retenciones devino es una medida parcial y el gobierno de Mauricio Macri debió explicarle a los productores que una eliminación completa tardaría más. Al comienzo de su administración la bajó de 35% a 30 y luego por decreto se estableció una baja gradual que comenzará a aplicarse en 2018

“Además, no por sacar retenciones se estimula la producción y lo que predominó en 2016 fue una merma, por factores climáticos, en la producción de soja de 4,3%. Ese es el meollo del asunto, según Cao.

Agregó, a su vez, que la cosecha de 2016 es el resultado de la siembra de 2015, que se llevó adelante con otro contexto político.

De acuerdo a la proyección de Cao, los estímulos oficiales al sector deberían reflejarse, en cuanto a exportaciones, en la campaña 2017.

Lo que sí estimuló al sector no fue la quita de retenciones sino la corrección cambiaria del nuevo gobierno, que impactó en una fuerte liquidación de stocks en la primera parte del año pasado, explicó.

En toneladas, las exportaciones de 2016 se mantuvieron en los mismos niveles que 2015 y lo mismo se verificaría en dólares si se computa el biodiesel, según los datos de Abeceb. Para la consultora, en volumen lo que se tiene, desglosado, es una caída fuerte de 23% en exportaciones de porotos de soja y una suba de 3% en ventas externas de aceite y de 9,2% en pellets, que es el ítem más importante en tonelaje.