Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Pese a las quejas de ruralistas, el flete de granos bonaerense sube 23%

El sector transportista reclamó el alza ante la suba de costos, entre ellos del gasoil. Ahora piden actualización nacional. Ruralistas rechazaron la medida por inconsulta

El gobierno bonaerense oficializó ayer un incremento de 23,25% en la tarifa para el transporte de cereales, oleaginosas y subproductos agropecuarios, pese al rechazo que había originado en las entidades representativas de los productores rurales de la provincia de Buenos Aires, que reclamaban “consensuar las alzas”.
La decisión se publicó ayer en el Boletín Oficial a través de una norma firmada por el subsecretario de Transporte provincial, Lisandro Perotti. Se trata de la tarifa de referencia para los fletes de granos, oleaginosas y derivados, y figurará en las cartas de porte que la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) confecciona para el traslado de esas mercaderías.
El pedido de suba de tarifas había sido elevado por la Confederación Argentina del Transporte Automotor de Cargas (Catac) y la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (Fadeeac) a las autoridades, tras los fuertes incrementos en sus costos detectados en los primeros meses del año, entre ellos el gasoil.
Los transportistas, que habían conseguido un incremento de la tarifa a principios de año, remarcaron que el alza en los costos directos e indirectos producidos entre noviembre de 2015 y marzo pasado implicaban la necesidad de una actualización de las tarifas vigentes, a fin de mantener la prestación del servicio. La tarifa referencial en la provincia de Buenos Aires era hasta ahora de $ 70 el kilómetro.
El valor por kilómetro de referencia nacional quedó en $ 73 desde febrero pasado. Ahora, desde el sector de carga reclaman que se actualicen los cuadros tarifarios a nivel nacional.
La autorización de incremento en el flete de granos en Buenos Aires se produjo luego de una reunión de la comisión asesora del transporte de la producción del agro provincial, el pasado 16 de mayo. Allí los representantes de los transportistas expusieron la necesidad de una recomposición tarifaria sobre la vigente, del pasado 20 de enero.
“A los efectos de demostrar esos incrementos, Catac y Fadeeac pusieron a consideración de la comisión sus respectivos estudios de costos directos e indirectos de explotación, modalidades de transporte, salario del personal afectado al servicio, la amortización del capital y aquellos factores diferenciales que inciden en la prestación del servicio”, se indicó en la resolución.
Con ese estudio, los transportistas solicitaron el alza de 23,25%. El texto de la resolución sostiene que los referentes de los dadores de carga (productores, acopios y cerealeras) dijeron estar dispuestos a acceder a un alza de 12% y que no tenían mandato para poder ofertar una cifra mayor.
En tanto, el pasado 20 de mayo se realizó otra reunión, en la Secretaría de Transporte nacional, en la que “ante la falta de consenso entre los participantes y tras haber analizado el alza de costos de noviembre a marzo”, las autoridades de Transporte bonaerense autorizaron el aumento solicitado.
La decisión fue rechazada por las cuatro entidades que representan a los productores agropecuarios en la provincia de Buenos Aires (Sociedad Rural, Federación Agraria, Coninagro y Carbap, el brazo pampeano de CRA) y el Centro de Acopiadores de Cereales.
“Sin la presencia de los dadores de carga, se acuerda un aumento en los fletes de granos, en plena cosecha 2016, restando la competitividad alcanzada por la reducción de las retenciones y la eliminación de los Roes e impactando al alza en el precio final de los alimentos”, se quejaron las entidades.
Los referentes de las cinco instituciones se quejaron de que la situación representa “un grave antecedente institucional, ya que solo participa una de las partes interesadas”. En ese marco, enfatizaron que “la comisión asesora de cargas de la provincia de Buenos Aires rechaza esta decisión tomada bajo presión y solicita abrir nuevamente la negociación para alcanzar un aumento de tarifas consensuado”.