Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Pérez Corradi dijo "tener miedo" y pidió seguridad para él y para su familia

El financista habló ante la prensa pero no quiso decir a quién teme. Está apuntado como autor material del triple crimen y por lavado de dinero en el tráfico de efedrina

Pérez Corradi dijo

Dos jueces federales solicitaron ayer la extradición del financista y empresario farmacéutico Ibar Pérez Corradi, detenido en la triple frontera el domingo y sospechado de ser el autor intelectual del triple crimen de General Rodríguez en 2008. El pedido para que retorne al país Pérez Corradi lo realizaron los jueces federales María Servini de Cubría y Sebastián Casanello que tramitan, respectivamente, las causas que involucran al detenido por el triple crimen y presunto lavado de dinero, respectivamente. Al cierre de esta edición se especulaba con el inmediato regreso a la Argentina, pero fuentes ejecutivas lo negaron. Se prevé que hoy continúe en Paraguay y que la vuelta al país se demore.

Tras negarse a declarar en la justicia paraguaya por el cargo de uso de documento falso, Pérez Corradi mantuvo un diálogo con la prensa en el que reconoció su identidad y advirtió: "Voy a esclarecer mi imputación, a presentar pruebas porque quiero demostrar mi inocencia". Consultado sobre por qué se borró las huellas dactilares, contestó que eso "es privado" y completó: "Quiero seguridad para mí y para mi familia, tengo miedo". Pérez Corradi admitió que "me están diciendo que me van a dar seguridad" y sostuvo que "no voy a decir a quién le temo", con lo cual dejó abierto un abanico de especulaciones.

Pérez Corradi está acusado de ser el autor intelectual del triple crimen de General Rodríguez -donde fueron asesinados los empresarios farmacéuticos Sebastián Forza, Leopoldo Bina y Damián Ferrón por su relación con el tráfico de efedrina, usada como precursor para drogas sintéticas-, fue detenido tras una operación de inteligencia conjunta en la ciudad brasileña de Foz de Iguazú, tras permanecer cuatro años prófugo.

Los pedidos de extradiciones realizados se dieron desde los juzgados de Casanello y Servini, en expedientes que involucran al financista. Ambas solicitudes ya las tiene en su poder la Cancillería, que conduce Susana Malcorra, que debe realizar las gestiones correspondientes ante el gobierno paraguayo de Horacio Cartes. El presidente del país limítrofe fue clave en la operación para capturar a Pérez Corradi, tras mantener reuniones en la Argentina con su par Mauricio Macri.

Uno de los abogados del acusado, Carlos Broitman, dijo en Asunción que el plazo para la extradición "no está en nosotros, si fuera por nosotros, ya estaría en Buenos Aires". Y añadió: "Preferimos que vaya a la Argentina a dar explicaciones. Él me lo dijo por teléfono, y lo tengo grabado, que quiere presentarse a dar explicaciones. El pidió siempre respetar los derechos constitucionales y que se le valoraran las pruebas".

El letrado, quien comparte el patrocinio con su colega Juan Ribelli añadió que su cliente estuvo prófugo porque consideraba "que no estaban dadas las condiciones y las garantías constitucionales para presentarse". Pérez Corradi venía siendo buscado de manera intensa desde enero especialmente luego de que se fugaran los hermanos Cristian y Martín Lanatta, y Víctor Schilacci, juzgados por las muertes de Forza, Bina y Ferrón, en 2008, en el denominado triple crimen.