Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Peña proyectó 2 puntos de inflación por mes en lo que resta del año

El jefe de Gabinete dio su primer informe de gestión en el Senado. Desde la oposición lo criticaron por la suba de tarifas. En defensa, el funcionario acusó a la herencia kirchnerista

Peña se presentó acompañado por funcionarios de su equipo y con el respaldo de Pinedo en la sesión

Peña se presentó acompañado por funcionarios de su equipo y con el respaldo de Pinedo en la sesión

Fue la segunda visita al Congreso de Marcos Peña, tal como lo exige la Constitución Nacional, para defender la administración de Mauricio Macri. Luego de pasar por Diputados, ayer el Jefe de Gabinete fue a la Cámara de Senadores para responder cerca de dos mil preguntas. Durante su exposición, que duró cinco horas, el funcionario pronosticó que la inflación bajará a dos puntos porcentuales durante el ansiado segundo semestre del año.

En un repaso sin mayores contrapuntos, salvo algunas quejas opositoras y hasta de aliados por el tarifazo, Peña retrucó contra los senadores del kirchnerismo por no haber mencionado los problemas de precios cuando eran el oficialismo. “La Argentina, al estar en el podio mundial de la inflación como está hoy, no es una situación generada por la naturaleza, fue por errores de política económica”, acusó.

En esa línea, haciendo un parangón internación, Peña completó: “Vemos con mucho dolor la situación de Venezuela, pero no podemos olvidar que era un escenario posible (en el país)”. Y tampoco ahorró en chicanas más directas: “En 150 días no se resuelve lo que no se hizo en los 4500 días que gobernó el Frente para la Victoria”.

En tren de halagos propios, también elogió la decisión del Gobierno de devolver los 15 puntos de Coparticipación a las provincias; el proyecto de ley de pago de deudas a los jubilados; además, aseguró que la obra pública ya empezó a ponerse en marcha; y denunció que Argentina estuvo cerca de terminar como Venezuela. “Estamos convencidos de que a partir del segundo semestre la inflación va a estar por debajo de los dos puntos y con tendencia decreciente”, anticipó el jefe de ministros en el recinto. Y vaticinó que el 2017 la inflación anual “estará entre el 16 y el 17%”, y que durante el último año de la presidencia de Macri se “llegará al 5%”.

En ese sentido, apuntó al gobierno de Cristina Fernández de Kirchner por “errores de política económica”. “¿Cuántas veces hablaron de inflación los legisladores kirchneristas en los últimos diez años? ¿O respecto a la pobreza? Es saludable que se valide el dato del 30% de desocupación que es el piso desde el que arrancamos”, reprochó Peña. Y, otra vez, negó la llamada “ola de despidos”, al desestimar que las cifras de desempleo “hablen de un proceso de despidos masivos” y afirmó que “son las mismas cifras que había hace un año”.

Antes, durante la introducción de Peña, hubo un párrafo de autocrítica: “Somos conscientes de la enorme agenda de temas pendientes”. Desde el bloque del PJ-FPV se lo remarcaron.

“Los dos mayores problemas que tiene la Argentina son (titular de Economía, Alfonso) Prat Gay y (de Energía, Juan José) Aranguren. Entre ambos ministros dañaron más del 70% el proceso productivo de Misiones”, denunció la senadora de esa provincia Sandra Giménez, criticando al suba de tarifas y de los combustibles.

La misionera sorprendió con un “piropo”, que luego negó que lo fuera, pero no dirigido a Peña. “Para finalizar quiero decirles que tienen una cosa muy buena, que es el senador (Federico) Pinedo”, afirmó Giménez. Luego explicó el halago: la intervención del ex efímero Presidente para la reincorporación de empleados despedidos en un hospital provincial.
Al final, el radical Angel Rozas (Chaco) evitó interrogar al Jefe de Gabinete pero sí opinó: “Esperemos que en el tema tarifas se tomen algunas medidas. Esto lo tiene que resolver la política, no la Justicia”. “Seríamos enormemente felices si tuviéramos la posibilidad de no tocar ni en un milímetro los subsidios en las tarifas”, cerró Peña.