U$D

DÓLAR
/
MERVAL

Peña pidió apoyo al sector privado ante la "turbulencia"

Dura

nte un almuerzo con la Fundación Mediterránea, el jefe de gabinete Marcos Peña demandó que el empresariado muestre más "apoyo" al rumbo político y económico del Gobierno en momentos de "turbulencia", y deslizó cierta inconformidad de la Casa Rosada con las expresiones públicas de referentes del establishment económico.

"Cuando surgen situaciones de turbulencia, muchas veces volvemos a la misma discusión de siempre, y nos debatimos entre la sensación de confianza y de esperanza, sintiéndonos parte de las soluciones, o la resignación, la duda y el cinismo", evaluó Peña en una exposición de aproximadamente 30 minutos, en la que ratificó los postulados del Gobierno.

Peña reclamó que el sector empresario "asuma una responsabilidad en la conversación pública, marcando con absoluta libertad las cosas que creen que se pueden hacer mejor, corregir o cambiar, pero dando un mensaje de convicción del rumbo económico que debemos plantear".

El ministro también lamentó al paro general anunciado para el 25 de junio por la Confederación General del Trabajo (CGT), aunque valoró la actitud negociadora de una franja del sindicalismo.

"No creemos que la medida contribuya con generar mejores condiciones", soltó desde al atril. "Sin embargo, la mesa está servida para sentarnos a dialogar". El coordinador del gabinete también dijo "no temer ante las turbulencias" y reiteró, en ánimo proselitista, la perspectiva de reelección que cobija Cambiemos. "El cambio no tiene vuelta atrás", sentenció.