Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Parrilli le pidió al Congreso que investigue espionaje en su contra

Oscar Parrilli estuvo en el Congreso y pidió se investiguen escuchas

Oscar Parrilli estuvo en el Congreso y pidió se investiguen escuchas

El ex titular de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) Oscar Parrilli denunció ayer ante la comisión Bicameral de Control y Seguimiento de los Organismos de Inteligencia que fue víctima de espionaje político por parte del gobierno de Mauricio Macri. El ex funcionario entregó a los legisladores documentación que considera probatoria del delito y negó haber "mandado a apretar jueces o fiscales", como se escucha en el último audio que se difundió de una conversación entre él y la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

"He entregado documentación probatoria de lo que, yo considero, es uno de los casos de espionaje político que se ha llevado a cabo durante todo el año 2016, concretamente por parte de las autoridades del Poder Ejecutivo, y en este caso específico por la Agencia Federal de Inteligencia, en manos de Gustavo Arribas y Silvia Majdalani", informó Parrilli tras el encuentro con los diputados y los senadores.

Según el ex secretario General de la Presidencia, los actuales número uno y dos de la AFI lo espiaron entre febrero y septiembre; e incluso sugirió que el monitoreo sobre él podría continuar hasta la actualidad. "Todavía no sé si hay seguimiento de mi persona", indicó.

Parrilli pidió a la comisión que investigue "los ilícitos de filtración de las comunicaciones" además de "la no destrucción del material cuando hay jueces que han ordenado destruir filtraciones telefónicas que no llevaron a ningún lado", en referencia a la orden que en su momento había dado la jueza María Servini para que las escuchas que lo involucraban fuesen desestimadas.

"Esto es todo parte de un espionaje político sobre mi persona y, en definitiva, sobre la ex presidenta. Hay un a tarea de inteligencia interna política llevada adelante por los organismos de inteligencia y eso está prohibido por la ley", señaló.