Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Paros y bloqueos en fábricas de alimentos en reclamo de plus salarial previo a las paritarias

Las protestas afectaron las plantas de Unilever, Bimbo y Mondelez, entre otras. A su vez, Mastellone denunció un huelga en sus instalaciones de General Rodríguez

Mastellone denunció huelga en su planta de General Rodríguez

Mastellone denunció huelga en su planta de General Rodríguez

Trabajadores agrupados en el sindicato de la Alimentación pusieron en marcha esta semana un plan de protestas y paros que afectaron a diversas fábricas instaladas en el territorio bonaerense, en reclamo del pago de un plus salarial que compense la suba de precios previo al arranque de la negociación paritaria sectorial, previsto para la segunda quincena de este mes.

Las medidas de fuerza, que incluyeron bloqueos, protestas y paralización de actividades, afectaron el lunes a las plantas de la empresas Mondelez y Bimbo, en tanto que ayer se replicaron en las instalaciones de Unilever en el parque industrial de Pilar donde fabrican los productos de las marcas Hellmanns y Knorr. La amenaza del gremio de extender las protestas a otras fábricas, como Nestle y Pepsico, forzó la apertura de una mesa de negociaciones con las autoridades de la Federación de Industrias de Productos Alimenticios y Afines (FIPAA) para intentar consensuar un entendimiento.

El sindicato reclama el pago de una suma "puente" de entre $ 3000 y $ 4000 (similar a la que ya acordó la empresa Arcor con sus trabajadores por un monto total de $ 4000 destinada a compensar el deterioro salarial producto de la aceleración de la inflación de los últimos meses. La intención gremial es que ese suplemento se abone previo al inicio de la paritaria de la actividad, que comenzará antes de fin de mes y a la que el gremio llevará el reclamo de elevar el piso salarial del sector de los actuales $ 11.160 a $ 15.226, lo que representa un incremento en torno a 40%. "Ahora iniciamos una negociación, pero si no hay respuestas (al pedido del plus) volveremos a los bloqueos", advirtieron ayer desde la federación gremial de la alimentación.

A la par de ese conflicto, la empresa Mastellone Hermanos SA, dueña de La Serenísima, denunció ayer un sorpresivo paro de actividades dispuesto por el gremio de Atilra, que agrupa al personal de su planta de General Rodríguez, medida que de extenderse "afectará seriamente a la recolección de leche de los tambos, la industrialización y distribución de productos", alertó.

Sin embargo, desde Atilra rechazaron la existencia de un paro en la fábrica de Mastellone e indicaron que "solo se dispuso un quite de colaboración para exigir condiciones de trabajo y la contratación de alrededor de 70 trabajadores para cubrir puestos vacantes en la planta".