Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Paritaria docente bonarense se reabrirá si la inflación de 2016 supera el 25%

Los gremios aceptaron la suba del 34,6% con la condición de que la negociación quede abierta. Para Vidal, la meta de inflación se cumplirá y no hay escenario de reapertura

Las clases comenzarán a término en la provincia de Buenos Aires por primera vez en cinco años, luego de que la administración de María Eugenia Vidal y los principales gremios docentes cerraran la paritaria del año con un incremento del 34,6% anual. Los sindicatos, sin embargo, insistieron en que se trata de una "paritaria abierta", en la cual el gobierno provincial se comprometió a rediscutir si la inflación supera la meta que fijó el ministro de Hacienda nacional, Alfonso Prat-Gay, del 25%.
Los docentes aceptaron la propuesta de incremento salarial de la administración bonaerense, que llevará el salario inicial de forma escalonada a $ 9801 desde julio, con un sueldo de $ 7904 en febrero y 8846 en marzo. Los gremios más representativos, como Suteba y FEB, remarcaron que la paritaria quedará abierta y podrá rediscutirse si la inflación es más elevada de lo previsto.
"El programa económico tiene una pauta inflacionaria descendente del 25% a fines de año y si se cumple no habrá necesidad de ninguna conversación adicional", afirmó a El Cronista el ministro de Economía bonaerense, Hernán Lacunza. "Ellos (por los docentes) decidieron preservar la opción, pero es declarativa", agregó, en referencia a la eventual reapertura de la discusión salarial. "La paritaria no queda abierta; habrá un monitoreo, pero si se cumplen las expectativas inflacionarias no hará falta discutir" otra vez, insistió.
Para el ministro, el pico inflacionario de los últimos meses es transitorio. "Tenemos plena confianza en el programa antiinflacionario", agregó. Y remarcó que la provincia se hace cargo del 25% del aumento a los docentes y que el resto lo aportará la Nación a través del fondo de incentivo docente.
Ese 25% es el que la provincia intenta que se convierta en la referencia para el resto de las paritarias con empleados estatales, algo que los gremios rechazan. La Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) llamó a un paro para hoy en Buenos Aires, en rechazo a esa cifra. En los últimos días hubo encuentros informales entre representantes de los estatales y el gobierno de Vidal, pero los sindicatos criticaron la falta de una propuesta concreta. La provincia quedó en poner una oferta sobre la mesa entre miércoles y jueves. "Al no haber una propuesta concreta, nos vemos obligados a ratificar el paro y movilización", dijo a Télam el secretario general de ATE y la CTA bonaerense, Omar De Isasi.
El paro involucra a trabajadores no docentes de escuelas bonaerenses, como porteros y cocineros. Sin embargo, Vidal ratificó el comienzo de clases de hoy. "Llegamos a esta oferta (a los docentes) porque para el Presidente era una prioridad que empezaran las clases. ATE es sólo uno de los gremios de auxiliares, no es el conjunto de ese personal. Vamos a tener clases en la enorme mayoría de las provincias", dijo Vidal a radio Mitre.
El inicio de clases en Buenos Aires contrasta con la situación en otras ocho provincias, en las que la falta de acuerdos salariales llevó a los sindicatos de docentes al paro. Las clases no co menzarán en Córdoba, Santa Fe, Neuquén, Mendoza, Tierra del Fuego, Entre Ríos, Chubut y Santa Cruz, que cuentan en conjunto 3 millones de alumnos.