Lunes  09 de Marzo de 2020

Paridad de Género y ley de cupo: ¿sirve o no sirve?

Tres mujeres que siguen de cerca el tema hablaron con El Cronista y dieron su visión al respecto.

Paridad de Género y ley de cupo: ¿sirve o no sirve?

¿Es justa la ley de paridad? ¿Las mujeres no deberían llegar a ocupar cargos por mérito propio? ¿Sirve de algo? Estos son algunos de los interrogantes que surgieron a partir de la implementación, primero, de la Ley de cupo femenino, sancionada en 1991, que establecía un mínimo de 30% de mujeres en las listas legislativas y que después, en 2017, se amplió con la Ley de Paridad de Género en Ámbitos de Representación Política, que exige incluir en las listas un 50% de personas de cada género en forma alternada y secuencial por binomios. Tres mujeres que siguen de cerca el tema hablaron con El Cronista y dieron su visión al respecto.

María Esperanza Casullo, politóloga, doctora en Gobierno por la Universidad de Georgetown y profesora de la Universidad Nacional de Río Negro plantea dos cuestiones al respecto. Por un lado, si es o no justo que exista esta disposición. Y, desde su punto de vista, la implementación de este tipo de medidas es justa por una sencilla razón: si más de la mitad de la población son mujeres, eso debe estar representado en el Congreso.

El segundo planteo que se hace la politóloga es si “sirve” o no la implementación de esta ley. Y argumenta que, si bien es cierto que no existe una “correlación automática” entre tener más mujeres en el Poder Legislativo y un mayor volumen de leyes que reflejen los intereses de las mujeres, para Casullo ocurren dos cosas.

Por un lado, asegura que “cambia la naturaleza de la competencia política”. Esto es: los partidos se ven obligados a “encontrar” mujeres para llevar en sus listas. Lo que se traduce en mayores oportunidades para las mujeres que hacen o quieren hacer política. Y esto se traslada al resto de los poderes del Estado.

María Esperanza Casullo, politóloga, doctora en Gobierno por la Universidad de Georgetown y profesora de la Universidad Nacional de Río Negro.
María Esperanza Casullo, politóloga.

Por otro lado, Casullo señala que, en los últimos años, hubo un crecimiento en la agenda legislativa de temas relacionados a cuestiones de género que, según estima, “no hubiera sucedido si no hubiera habido el aumento de representación legislativa de las mujeres”.

Al planteo sobre “que las mujeres lleguen por sus propios méritos, y no por una ley de cupo”, Casullo responde: “Las mujeres llegan por sus propios méritos. El tema es la discriminación de género”. Y asegura que las “barreras estructurales”, como las de género, pero también de clase o incluso las raciales, no se derriban salvo que haya “una acción concertada, explícita, política y polémica en un sentido. Es hacer cosas que a una cantidad de otros actores políticos no les gustan para remover esas barreras”. Y resume: “Si uno continúa en la misma línea de base, esas barreras, de por sí, no se van”.    

Por su parte, la ex senadora y periodista María Eugenia Estenssoro estima que no había más de dos o tres mujeres en el Senado, hasta que se sancionó la ley de cupos, en el año '91. “Evidentemente, permitió que muchas mujeres ingresáramos al Congreso”, plantea en primer lugar.

De todas formas, la periodista reconoce que son numerosas las ocasiones en las que los políticos incluyen en las listas a sus esposas o a sus hermanas –así como también a un amigo o sobrino– que no defenderán, desde su banca, los derechos de las mujeres, “porque van a levantar la mano y ese espacio no se usa realmente por mujeres que vengan a disputar el poder masculino y a poner otros valores en la política”.

Y a esto le añade otra observación: las mujeres no siempre tienen “un perfil femenino a la hora de ejercer el poder”. Y pone el caso de la ex presidenta Cristina Kirchner, que “bloqueó” el debate sobre el aborto. “No siempre las mujeres traen una visión más de cuidado y de integración que me gustaría ver”, admite.   

Aun así, Estenssoro subraya: “Así como que haya 50% de mujeres no asegura que la política sea mejor, que haya el 100% de hombres seguro que no hace que sea mejor”.

María Eugenia Estenssoro, ex senadora y periodista.
María Eugenia Estenssoro, ex senadora y periodista.

Pero además, la periodista señala que “el sistema político es sumamente machista” y resta mucho por hacer. Y pone algunos ejemplos: “En el peronismo ponen a la mujer porque saben que si ponen un sucesor, le roba el poder”, y recuerda el caso de Domingo Perón, que eligió a su esposa Isabelita para que lo acompañe en la fórmula presidencial. “Una mujer que no tenía ninguna experiencia y él ya estaba enfermo. Podría haber puesto a un vicepresidente en esa situación que pudiera hacerse cargo del país, pero pone a la esposa, porque es una manera de cuidad su poder patriarcal”, resume.

En tanto, asegura que el radicalismo, salvo en los últimos tiempos, en los que han surgido líderes mujeres provenientes de la militancia universitaria o académica “ha sido tal vez el partido más machista”.

Mientras que en el PRO, su líder, Mauricio Macri “siempre necesitó de una mujer que lo ablandara, que lo mostrara más sensible”. Y enumera: primero fue Gabriela Michetti, luego María Eugenia Vidal y, finalmente, su esposa, Juliana Awada. En cambio, en la Coalición Cívica, partido del que formó parte, y cuya líder y fundadora es Elisa Carrió, aseguró que “ahí realmente había equidad o hasta, a veces, había mujeres con más poder”.

Ahora bien, ¿qué efecto tiene la presencia femenina en el Congreso? Para la ex senadora, leyes como la de violencia de género, el matrimonio igualitario o fertilidad asistida “son todas leyes que han salido porque hay una coalición para estos temas más trasversales que las impulsan las mujeres”. Y, si bien reconoce que en cuanto a la legalización del aborto, la Argentina está atrasada respecto de otros países, estaría realmente trabado si las mujeres no estuviesen representadas.

De paso, Estenssoro va más allá y plantea que la importancia de que también existan leyes de paridad para los poderes ejecutivos, así como para las empresas estatales, y las privadas que cotizan en bolsa. Para la periodista, sería una estrategia para romper con el “techo de cemento” –no de cristal- y echar por tierra el argumento de que las mujeres “no tienen experiencia” como para ocupar ese tipo de cargos. “Es la única manera de que las mujeres accedan a esos espacios de poder”, concluye.

“Obviamente no es suficiente para alcanzar la igualdad real que postula la Constitución entre varones y mujeres para postularse a cargos electivos y partidarios, porque hay otras cosas que pesan en las trayectorias políticas, además de aparecer en las listas. Pero es un paso necesario en ese camino”, dice María Page, investigadora asociada de Instituciones Políticas del Cippec.

A esto le suma un ejemplo: “Como ocurre con todas las mujeres que trabajan, mientras las tareas de cuidado sigan recayendo principalmente sobre las mujeres de cada familia, es muy difícil que haya igualdad real. En este contexto que te pinto, las mujeres que llegan a hacer una carrera política exitosa son excepcionales y están dispuestas a hacer sacrificios excepcionales que a los hombres no se les exigen para ocupar los mismos lugares”.

Además, la investigadora asegura que hay “mucha evidencia internacional” de que las mujeres legisladoras, como suelen ser minoría y están segregadas, suelen ser más proclives a la cooperación interpartidaria y logran que se avance en asuntos que lo hombres omiten. Generalmente, vinculados a los derechos y la protección de los grupos más vulnerables.

María Page, investigadora asociada de Instituciones Políticas del Cippec.

A nivel local Cage asegura que, de acuerdo a una serie de estudios, se detectó un incremento en los proyectos referidos a la agenda de género y grupos vulnerables como niños, ancianos y minorías de la mano del aumento de las mujeres en la política, así como también, que existe una mayor cooperación interpartidaria, aunque, aclara, “con una efectividad todavía baja para lograr que se transformen en ley”.

De todas formas, la investigadora del Cippec observa que, en los últimos años, eso está cambiando. “Es temprano todavía para mostrar números, pero creo que las demandas de las mujeres en la calle potencian las posibilidades”. Y concluye: “Las legisladoras y ellas lo están sabiendo representar y aprovechar. Falta, pero estamos en el camino”.

Shopping

MONEDAS Compra Venta
DÓLAR B. NACIÓN0,000074,750079,7500
DÓLAR BLUE-0,6897140,0000144,0000
DÓLAR CDO C/LIQ51,1420-145,9102
EURO0,021788,689588,7240
REAL0,038013,432413,4353
BITCOIN0,740510.858,400010.860,4900
TASAS Varia. Ultimo
BADLAR PRIV. Pr. ARS1,068429,5625
C.MONEY PRIV 1RA 1D-12,820517,0000
C.MONEY PRIV 1RA 7D-12,195118,0000
LIBOR0,05311,0546
PLAZO FIJO0,000028,5000
PRESTAMO 1RA $ 30D-0,662861,4500
TNA 7 DIAS-0,302846,0900
BONOS Varia. Último Cierre Día Anterior
BODEN 20150,00001.424,501.424,50
BOGAR 20180,00009,829,82
BONAR X0,00001.585,501.585,50
CUPÓN PBI EN DÓLARES (LEY NY)-5,555685,0090,00
CUPÓN PBI EN PESOS2,85711,801,75
DISC USD NY0,000061,1061,10
GLOBAL 20170,00001.676,001.676,00
BOLSAS Varia. Puntos
MERVAL0,084042.042,4500
BOVESPA-2,410096.999,3800
DOW JONES1,510027.173,9600
S&P 500 INDEX1,61113.298,4600
NASDAQ1,870010.913,5620
FTSE 1001,10007.273,4700
NIKKEI-0,580021.803,9500
COMMODITIES Varia. Último Cierre Día Anterior
SOJA CHICAGO-0,7481365,5999368,3557
TRIGO CHICAGO1,0106201,9985199,9776
MAIZ CHICAGO0,5476144,5808143,7934
SOJA ROSARIO0,0000284,5000284,5000
PETROLEO BRENT1,264342,450041,9200
PETROLEO WTI0,795040,570040,2500
ORO0,00001.857,70001.857,7000

OpenGolf Newsletter

Anotate y recibí el resumen semanal del mundo del golf.

OpenGolf
Revista Infotechnology