Para que no siga creciendo el peso de los subsidios, las tarifas deberían subir un 40% en 2021

El cálculo, realizado por la consultora Ecolatina, es a diciembre del año que viene.

Según la consultora Ecolatina, si el Gobierno decide mantener virtualmente congeladas las tarifas de los servicios públicos durante todo el año que viene, a diciembre de 2021 los subsidios económicos pueden llegar a superar 3% del PBI.

La consultora llega a ese cálculo tras proyectar hasta finales del 2021 que la inflación y los salarios acumularán un alza superior a 150% desde el último ajuste de tarifas, que "se remonta al primer semestre de 2019".

"Utilizando la información del IPC GBA Ecolatina, el atraso de las tarifas en relación con los servicios privados y los bienes no estaría muy lejos del nivel de fines de 2015. La principal consecuencia será el crecimiento de los subsidios económicos, que superarían 3% del PBI", detalla el trabajo. 

Advierte además que "la inflación que se evitaría posponiendo la corrección tarifaria podría ser neutralizada si el gasto extra que se usa para sostener los precios 'pisados' se financiara con emisión y el exceso de pesos se fuera al dólar, forzando una devaluación".

Para la consultora, la segunda alternativa "implica el aumento en alguna magnitud de las tarifas en el segundo trimestre del año, ya no muy lejos de las elecciones legislativas", lo que acarrearía "la dificultad de encontrar un monto que no agregue presiones adicionales sobre la inflación, pero que frene el avance de los subsidios económicos".

El aumento debería ubicarse en torno al 40% para estabilizar el gasto en subsidios en relación al PBI, "una magnitud nada despreciable -al momento del aumento, pesa más la suba que el tiempo de congelamiento-", dice el documento.

De todos modos, el gobierno parece demorar las decisiones para evaluar cómo inicia en 2021 la dinámica inflacionaria y, fundamentalmente, la velocidad de recuperación de la actividad. Esto también determinará el espacio que tendrán los ingresos laborales para solventar la suba de las tarifas y la capacidad que tenga el gobierno de focalizar los aumentos manteniendo la tarifa social para los sectores más postergados.

"Luego del congelamiento de 2019 y 2020, las tarifas deberían subir alrededor de 40% el año que viene para que los subsidios económicos no sigan aumentando como porcentaje del PBI", subraya Ecolatina, a la vez que concluye: "Se viene un año electoral complejo, donde las tensiones sociales e inflacionarias acumuladas a lo largo de este año tan pandémico como atípico podrían pasar factura. ¿Facturas que se trasladarán a la luz, el gas y el agua?".

Tags relacionados

Más de Economía y Política

Compartí tus comentarios