Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Para pelearle a la inflación, los mercados barriales se amplían al Conurbano

Se trata de una experiencia que el gobierno nacional probó primero en Quilmes. Tras su éxito, esta semana se amplía. Se consigue el asado a $ 60 y la leche, a $ 11,5

Para pelearle a la inflación, los mercados barriales se amplían al Conurbano

Tras la experiencia piloto iniciada en el partido de Quilmes meses atrás, el proyecto "El Mercado en tu barrio" se asentará esta semana en las localidades bonaerenses de Pilar, Morón y Lanús, y antes de fin de año llegaría a otros municipios como La Plata, San Martín, 3 de febrero, La Matanza y Mar del Plata.

Se trata de una experiencia encarada por los Ministerios de Producción y de Agroindustria para acercarle a los consumidores alimentos a precios mucho más económicos que los que se encuentran en los supermercados o comercios tradicionales. Es una feria itinerante que se instala de miércoles a domingo en un barrio diferente de la zona y va rotando. De esta forma, no se ven perjudicados los locales comerciales del lugar por menores ventas.

A partir de esta semana, el mismo circuito feriante que vende en Quilmes comenzará a rotar algunos días por barrios de Lanús, en tanto que habrá otro que circulará por zonas de Pilar y Morón. "Lo que tratamos es ir a los barrios más humildes. Las localizaciones las determina el municipio, pero se busca no perjudicar a los comerciantes del lugar", manifestó el subsecretario de Comercio Interior, Javier Tizado, en una entrevista concedida a radio Palermo.

En la feria "El Mercado en tu barrio" se pueden comprar frutas, verduras, carnes, pescados, huevos, quesos, fiambres, galletitas y panificados. Los precios que pueden encontrarse allí distan ampliamente de los valores que se observan en los supermercados y comercios tradicionales. El kilo de asado, por ejemplo, se consigue a $ 60, contra $ 120 promedio de otros lugares. A su vez, el litro de leche se obtiene a $ 11,50 y los 100 gramos de manteca, a $ 12. El kilo de pan sale $ 18 (frente a los $ 40 promedio de cualquier panadería) y el kilo de papa, $ 6. También se consigue a $ 5 el kilo de cebolla y de naranja y el kilo de queso cremoso, a $ 70. El kilo de pollo sale $ 25.

La lista de precios fue establecida por la Secretaría de Comercio y luego los municipios deben buscar proveedores que puedan vender a esos valores sus productos. "No queremos avivadas de que cada uno pone el precio que quiere. Nosotros delegamos en los municipios la selección de los proveedores, pero los precios son impuestos por nosotros en función de que sabemos de que con esos números ganan los productores, los comerciantes y los consumidores", enfatizó Tizado.

Los proveedores son normalmente productores de la zona. En el caso de los de frutas, algunos fueron seleccionados de la manifestación realizada en Plaza de Mayo en la que regalaron 10.000 kilos de manzanas y peras en reclamo de los bajos precios que reciben en el sur por la mercadería. Algunos están nucleados en la Unión de Trabajadores de la Tierra (UTT) y otros en la Asociación de Productores Hortícolas 1610.

Otro dato a tener en cuenta es que todos los proveedores están registrados, por lo que entregan ticket y factura. Además, varios aceptan tarjeta de débito y crédito.

Con esta experiencia, el Gobierno busca replicar un modelo que ya rige en la Ciudad de Buenos Aires, con las Ferias Itinerantes de Abastecimiento Barrial que circulan por distintas zonas porteñas y que tienen la misma lógica: acercarle a los consumidores alimentos a precios mucho más accesibles.