"Para nuestro gobierno no hay golpe de Estado", dice el embajador argentino en Bolivia

El diplomático de la gestión de Macri, que finaliza el 10 de diciembre, habló de "una interrupción del orden institucional en base a una gran conmoción social. Comparó el estado anárquico en el que quedó envuelto el país vecino tras la renuncia de Morales con la caída de De la Rúa en 2001.

El embajador argentino en Bolivia, Normando Álvarez García, consideró hoy que en Bolivia se asiste a "una interrupción del orden constitucional en base a una gran conmoción social" y juzgó que existen aspectos "similares" a lo que sucedió con el ex presidente radical Fernando de la Rúa en el 2001 en la Argentina.

En ese marco, indicó que, para el Gobierno argentino, "no hay un golpe de Estado" en el país vecino y estimó que esa declaraciones se basan en que "no hubo un golpe como los acostumbrados" .

Ayer, el presidente electo y su vice, Alberto Fernández y Cristina Kirchner, repudiaron lo que consideraron un "golpe de Estado" en Bolivia contra el gobierno de Evo Morales y apuntaron duramente sus críticas contra el accionar de las Fuerzas Armadas y policiales de ese país.

Normando Álvarez García

Esta mañana, el representante argentino ante La Paz expresó su anhelo de que el proceso de búsqueda de una salida institucional a la situación en ese país, tras la renuncia del presidente Evo Morales en el marco de una grave crisis política, "sea rápido y no muy complicado para Bolivia".

Así lo manifestó en declaraciones formuladas esta mañana a la Radio La Red, en las que remarcó que "todavía hay un poco de anarquía" y que "hasta anoche" se escuchaban detonaciones que no sabía si eran "bombas, disparos o cachorros, que son pequeñas dinamitas que no hacen mucho daño pero sí mucho ruido", y que continuaban "los saqueos, sobre todo en la zona sur de la ciudad, que es la más rica".

"No hubo nada de eso, pero ayer, cuando ya estaban todas las cartas echadas y se sabía dos días antes que Evo Morales iba a renunciar, salieron las Fuerzas Armadas a pedirle la renuncia", sostuvo Álvarez García, quien, interpretó, a título personal, que "sí seguramente hay una interrupción" del orden constitucional "en base a una gran conmoción social".

"No es parecido, pero hay cosas similares a cuando fue la renuncia de De la Rúa", analizó el embajador argentino en Bolivia, de extracción radical.
Por otro lado, recordó que la nueva Constitución de ese país no prevé la asunción del presidente de la Corte en caso de acefalía y dijo tener información sobre una reunión en procura de "encontrar una salida provisoria" a la crisis política e institucional.

"Tienen que llamar a elecciones, que espero sea rápido", aseveró Álvarez García, quien puso el acento en que, en la oposición, "no hay un partido que tenga peso", sino que más bien "son dos o tres figuras", que identificó con Carlos Mesa, "que sacó más de dos millones de votos" y con "el líder cívico (Luis Fernando) Camacho".

En otro orden, el embajador afirmó que hasta esta mañana ningún integrante del renunciante gobierno había pedido asilo político a la Embajada de Argentina, aunque sí se contactó con el renunciante canciller, Diego Pary Rodríguez, esa posibilidad.

Además, indicó que, hasta el momento, "no hay argentinos heridos".

Tags relacionados

Más de Economía y Política