Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Para los últimos dos meses

Ya faltan sólo dos meses para que se cierre el exitoso blanqueo que inauguró el gobierno del presidente Mauricio Macri y que transparentó la cifra récord de u$s 98.000 millones, aunque como no hay obligación de traerlos al país, hay quienes dudan de qué peso tendrá ese resultado sobre la economía real, más allá de la mayor recaudación por Impuesto sobre los Bienes Personales, cuyas alícuotas bajó la propia ley de Sinceramiento Fiscal, y por el Impuesto a las Ganancias sobre las rentas que generen los bienes blanqueados, como intereses y dividendos en el exterior, o alquileres. Hasta ahora el grueso de lo exteriorizado son dinero físico en el país, cuentas bancarias en el exterior, sociedades y otros bienes financieros. Esta última etapa se espera que la estrella sean los inmuebles, especialmente en el exterior. Esto se debe a que la alícuota del impuesto especial se mantuvo todo el tiempo en 5% para esos bienes, por lo que no había motivo para adelantar el pago, sino dejarlo para último momento, por motivos financieros y también de logística práctica.