Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Para los gremios, la inflación anual es del 44,1% y alertaron por pérdida de poder adquisitivo

Un grupo de 45 organizaciones sindicales entre las que están la CGT y la CTA dieron a conocer la primera medición del “Índice de Inflación de los Trabajadores”. El alza del costo de vida en mayo fue motorizada por las subas de alimentos y bebidas.

Para los gremios, la inflación anual es del 44,1% y alertaron por pérdida de poder adquisitivo

El Instituto Estadístico de los Trabajadores (IET) dio a conocer la primera medición del “Índice de Inflación de los Trabajadores” que en mayo arrojó una variación de los precios de 44,1 por ciento interanual.

El Indice fue presentado en un acto que se llevó a cabo en la Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo (UMET), con la presencia de dirigentes sindicales, ya que la idea es que estos cálculos sean la que utilicen los gremios en las discusiones paritarias.   

Según se explicó en un comunicado, “el objetivo del IET es generar y analizar información que contribuya al fortalecimiento del movimiento obrero para su accionar gremial y político”.

En este contexto, el Indice de los Trabajadores medirá “la capacidad adquisitiva del salario en función de una pauta de consumo que es la que caracteriza a los sectores trabajadores en general y a cada subsector en particular”.

En el desagregado del primer Indice se explicó que el aumento del costo de vida “fue motorizado fundamentalmente por el crecimiento de los alimentos y bebidas”, que aportó 54,4 por ciento de la suba de precios, “además del aumento de tarifas de los servicios públicos”.

Según los responsables de la medición “el impacto de este aumento fue diferenciado según el nivel de ingresos, es decir, que hubo una inflación mucho mayor entre los trabajadores registrados de menores ingresos con respecto de los trabajadores de mayores ingresos”.

Así, se determinó que la inflación del 10 por ciento de los trabajadores que menos ganan “fue de 49,9% en el año, mientras que la del 10% de mayores ingresos fue de 40,9%”, debido a que “dentro de sus canastas de consumo el peso relativo de los productos que más subieron es mayor que en la de los trabajadores que más ganan”.

De la medición del IET también surge que “entre noviembre de 2015 y mayo de 2016, la pérdida acumulada del salario real alcanzó 12 por ciento”.

El IET es una iniciativa desarrollada por la Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo (UMET) y el Centro de Innovación de los Trabajadores (CITRA), institución de doble dependencia entre la UMET, el CONICET y más de 45 organizaciones sindicales, tanto de la CGT como de la CTA.

En el lanzamiento se hicieron presente varios secretarios generales que integran la iniciativa, como Gerardo Martínez (UOCRA), Víctor Santa María (SUTERH), Horacio Ghilini (SADOP), Hugo Yasky (CTA), Sergio Palazzo (Bancarios), Rodolfo Daer (Alimentación), Andres Rodríguez (UPCN) y Roberto Baradel (SUTEBA).

“Como principio rector, el IET considera que la inflación afecta de manera diferencial a los trabajadores según su nivel de ingreso, hábitos y pautas culturales que no son, necesariamente, las mismas que aquellas reflejadas en el índice de inflación oficial que sólo tiene en cuenta los precios de determinados bienes y servicios”, planteó el comunicado.